Pases Cortos

El astro inglés David Beckham, último fichaje del París Saint Germain, fue el centro de atención ayer, en los prolegómenos del partido de Liga de Campeones que el equipo francés jugó en Mestalla frente al Valencia, pese a que el jugador inglés presenció el duelo en las gradas y no participó en el mismo.

Beckham presenció el partido en el palco de autoridades del estadio valencianista junto al brasileño Leonardo de Araujo, director deportivo del club parisino y exjugador del Valencia en la década de los ’90.

El entrenador del Manchester United, Alex Ferguson, elogió la “madurez” de su expupilo portugués Cristiano Ronaldo.

“Por su madurez, está en la parte más alta de su carrera. Hace unos años también tenía un buen estado, pero era un muchacho muy joven cuando se fue y ha florecido en el Real Madrid. Nunca imaginé que llegaría a ese récord increíble de goles. Es el mejor con Messi”, aseguró ayer en rueda de prensa.

Lionel Messi cubrió ayer de elogios a su compañero en el Barcelona, Andrés Iniesta, y dijo que tiene suerte de poder ver lo que hace en la cancha y de jugar con él.

“Todo lo que hace Andrés lo hace bien. A medida que van pasando los años es mejor jugador, lo ha ganado todo y tengo la gran suerte de jugar con él”, aseguró ayer el argentino.

“En los partidos o en los entrenamientos disfruto de lo que hace dentro del campo, disfruto viéndolo jugar”, agregó.

El delantero del Barcelona, David Villa, dejó el centro médico donde quedó ingresado el lunes por la noche tras sufrir un cólico nefrítico, y se espera que pueda incorporarse hoy al entrenamiento del equipo, afirmó el club.

Villa recibió ayer el alta médica a la espera de regresar al trabajo con sus compañeros luego de que todos disfrutaron de un permiso de dos jornadas tras la victoria por 6-1 sobre el Getafe el domingo.

Villa participó en el encuentro del domingo y fue uno de los seis goleadores del equipo azulgrana. De cara al partido del sábado en el campo del Granada, el delantero internacional español es duda.

El delantero mexicano Ulises Dávila, quien milita en el Sabadell de la Segunda División española, fue operado ayer de una fractura en el dedo pulgar derecho y estará aproximadamente fuera de las canchas por 20 días.

La escuadra del mexicano, décima de la clasificación general, informó al Chelsea, dueño de la carta de Dávila, sobre la lesión del futbolista para recibir el permiso de la intervención que fue dirigida por el equipo del doctor Ramón Cugat.