Un Papa conservador

Benedicto XVI nació el 16 de abril de 1927 en Marktl Am Inn, en Baviera, Alemania, pero su padre, un policía, se mudaba frecuentemente y la familia se fue de allí cuando aquél tenía dos años.

En sus memorias Benedicto XVI salió al paso de lo que pudo haber sido fuente de controversia de haberlo mantenido en secreto: el hecho de que lo alistaron contra su voluntad en el movimiento juvenil nazi cuando tenía 14 años de edad, en 1941, cuando esa afiliación era obligatoria; dijo que lo dejaron salir pronto debido a sus estudios para el sacerdocio.

Dos años después fue reclutado como ayudante a una unidad antiaérea nazi. Desertó del ejército germano en abril de 1945, en los últimos días de la guerra. Benedicto XVI fue ordenado, junto con su hermano Georg, en 1951. Después de pasar varios años enseñando teología en Alemania fue designado obispo de Munich en 1977 y elevado al cardenalato tres meses después por Pablo VI.

Juan Pablo II lo nombró al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1981 y asumió un año más tarde. Tras la muerte de Juan Pablo II en 2005 fue elegido Papa el 19 de abril en uno de los cónclaves más breves de la historia, de apenas 24 horas. Desde su elección ha adoptado una serie de decisiones conservadoras en la Iglesia al tatar de revivir el catolicismo en Europa, donde el número de fieles se había reducido drásticamente.

Sus esfuerzos fueron eclipsados por un escándalo mundial de abusos sexuales imputados a clérigos; por problemas de comunicación que irritaron a judíos y musulmanes por igual; y más recientemente por un escándalo que siguió a la filtración de documentos por parte de su propio mayordomo.