Claves para que las redes sociales no destruyan su relación

Siga estos consejos para que las redes sociales no lo separen de su pareja
Claves para que las redes sociales no destruyan su relación
La infidelidad en el espacio virtual es un asunto del que se quejan muchas de las personas que acuden a terapia de pareja.
Foto: Archivo / EFE

Redes sociales como Facebook se han convertido en el punto de enlace de cientos de parejas en el mundo. Sin embargo, al igual que pueden unir a dos personas en cualquier lugar del hemisferio, estos espacios virtuales también tienen el poder de estropear las relaciones.

Situaciones relacionadas con infidelidad así como peleas provocadas por lo que, en un principio, se publicó con el interés de desahogar un mal rato provocan a diario disputas entre parejas.

De acuerdo con la sicóloga puertorriqueña Silma Quiñones, lo que ocurre es que asuntos que se supone se reserven para argumentaciones privadas se vuelven noticias de dominio público, lo que provoca las diferencias.

La especialista, con más de 30 años de experiencia, indicó que la “regla de oro” al momento de determinar qué se escribe o no en alguno de estos sitios web es dejar fuera asuntos sobre los que tu pareja no tenga conocimiento o no hayan hablado.

Quiñones precisó que si compartes información privilegiada sobre tu acompañante en tu muro de Facebook, por ejemplo, podrías tener problemas.

“Mucha gente resiente que información íntima sea compartida con amistades sin que ellos se enteren y que luego, cuando la persona en cuestión se relaciona con los amigos de su pareja, éstos ya estén enterados de temas que se suponen sean privados”, explicó.

Sobre este particular, la también profesora recomendó tener cuidado con los consejos que brindan los amigos sobre el conflicto, ya que pudieran no estar basados en un balance objetivo de los hechos.

La infidelidad en el espacio virtual es también otro asunto del que se quejan muchas de las personas que acuden a terapia de pareja con la doctora.

Con relación a este tema son varios los reportes que alertan sobre la alta cifra de divorcios asociados a engaños por medio de las redes. A mediados del año pasado, la Academia Americana de Abogados Matrimoniales (AAM) presentó un informe que apunta a que un 80% de los miembros de la organización usan evidencias encontradas en estos sitios para procesar los casos de divorcio. Entre otras páginas, Facebook lleva la ventaja, seguido por MySpace, Twitter, YouTube y LinkedIn.

Sin embargo, para la sicóloga, las redes en sí mismas no son la causa de la infidelidad, sino una vía que puede ser utilizada para esos fines. Lo anterior significa que quien va a ser infiel lo es con o sin la existencia de las redes.

¿Qué entonces sería catalogado como un acto infiel en estos espacios? Quiñones contesta: “Incurres en la infidelidad cuando eso que tú estás compartiendo con otra persona es algo que se supone que la estés compartiendo con tu pareja; puede ser tiempo, información, tu cuerpo, pueden ser muchas cosas”.

Sin embargo, hay otras medidas que ayudan a evitar malos entendidos y minimizar el riesgo de conflictos en la pareja.

A continuación algunas recomendaciones adicionales de la sicóloga:

-Piense antes de publicar cualquier mensaje en la red – No se deje llevar por los impulsos; recuerde que lo que se escribe en las redes no es un secreto. Otras personas, aparte de la que usted pueda estar haciendo referencia, podría estar viendo el mensaje. En ese sentido, se aconseja no tomar como costumbre conectarse a estos sitios en momentos de coraje. De esta forma, es menor la posibilidad de que escriba comentarios de los que luego se arrepienta o que puedan molestar a su pareja.

-Sea juicioso a la hora de aceptar amigos – La costumbre de muchos usuarios es aceptar a todo el que le envía una solicitud de amistad sin discriminar. Antes de acceder o no a la petición, tenga en cuenta que, al aceptar a la persona, podría estar permitiendo, indirectamente, que un grupo mayor de cibernautas también tenga acceso a su información. Lo más preocupante de esto es que usted no tiene certeza de cómo los datos van a ser utilizados por el nuevo amigo (a) o por terceras personas.

-Piénselo dos y tres veces antes de aceptar a alguna expareja – Aunque hay casos en que mantener una amistad virtual con su expareja no tiene ningún tipo de efecto en su relación actual, la realidad es que se necesita mucha madurez emocional para optar por mantener un vínculo de este tipo. De acuerdo con la especialista, en la mayoría de las ocasiones las personas se arrepienten de haber aceptado el contacto.

-Si está en un relación o casado, hágalo saber– No es beneficioso a la relación que los demás piensen que usted se encuentra soltero si la realidad es otra. En el caso de que tenga una relación o esté casado, lo ideal es que lo establezca como dato en su cuenta. Si usted opta por lo contrario, envía un mensaje confuso ya que “por un lado, da a entender que tiene un compromiso y, por el otro, no”, plantea la doctora.

-Se vale bloquear o borrar a algún usuario – Algunas personas nunca depuran su lista de amistades, pero es totalmente válido y recomendable hacerlo de vez en cuando.

(Silma Quiñones es doctora en Sicología. Tiene oficina privada en Puerto Rico y es profesora a nivel graduado en el Sistema Ana G. Mendez. Además, ha moderado programas en distintos medios radiales de ese país)