Madres activistas piden control de armamento

Se manifiestan en contra de los rifles de asalto y otras armas automáticas

WASHINGTON, D. C.— Madres activistas de todo Estados Unidos instaron ayer al Congreso a que prohíba las armas de asalto porque, a su juicio, las víctimas de la violencia derivada de las armas “merecen un voto” para frenar los homicidios que se cobran la vida de 30 personas a diario en este país.

“No se trata de prohibir todas las armas, se trata de asegurar que las armas para matanzas no estén en sitios públicos o cerca de nuestros niños”, explicó en rueda de prensa Kristin Rowe-Finkbeiner, directora ejecutiva del grupo “Madres con Poder” (MomsRising), al lanzar una campaña para exigir un mayor control de las armas.

“Cada día, 30 personas mueren por culpa de las armas en nuestra nación, más que las que perdimos en la tragedia de la escuela primaria Sandy Hook. No podemos permitir que eso se convierta en la nueva normalidad”, enfatizó Rowe-Finkbeiner.

La activista se refirió a la masacre de 20 niños y seis adultos en Newtown (Connecticut) el pasado 14 de diciembre y que ha atizado el debate nacional sobre las armas.

La legisladora demócrata de Connecticut, Elizabeth Esty, señaló que así como el asesinato de cuatro niñas que se registro en el año de 1963 en un atentado a una iglesia por el supremacista Ku Klux Klan fue un detonante del movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos, la masacre ocurrida en Newtown es “un llamado a la acción” para exigir el control de las armas.

“No permitiremos que el Congreso se interponga y frene medidas para que nuestras comunidades sean más seguras” mediante “leyes de sentido común”, dijo Esty.