Mexicanos exigen acción a su gobierno

"No queremos que las autoridades en México se queden mirando detrás de la barda": demandan activistas
Mexicanos exigen acción a su gobierno
Policía Federal mexicana vigila cruce fronterizo en Coahuila. Foto EFE

MÉXICO, D.F.— Académicos, intelectuales, artistas, líderes de organizaciones de oriundos, médicos y sindicalistas de origen mexicano en Estados Unidos solicitaron al gobierno de este país la creación inmediata de una “unidad coordinadora” con la comunidad migrante para impulsar la reforma migratoria en los Estados Unidos.

“No queremos que las autoridades en México se queden mirando detrás de la barda”, resumió en conversación telefónica Gonzalo Santos, vicepresidente del Centro de Estudios California-México. “No queremos que en EE.UU. se decida unilateralmente una reforma punitiva, ciega y de corto alcance”.

Este sociólogo y académico de Cal State Bakersfield es uno de los 54 líderes que firmaron una carta enviada al presidente Enrique Peña Nieto, congresistas y gobernadores, a quienes se pide abrir un espacio de diálogo para encontrar un rumbo de participación que lleve a acciones concretas para una reforma “justa”.

Los promotores son miembros activos y representantes en California, Carolina del Norte, Indianápolis, Illinois, Oregon, Florida, Arizona y Nueva York. Entre otros, de la Asociación Cívica de Mexicanos en Indiana, la Unión Nacional de Ex Braceros, la Federación de Clubes de Michoacanos Unidos de Nevada, la Red Veracruzana de Carolina del Norte y el Sindicato South County Labor Council en Los Ángeles.

María Gurrola, Carlos Muñoz, David Sandoval y Armando Vázquez, de la Universidad Estatal de California; Carolina Aguilar, del Instituto Cultural Mexicano de Los Ángeles; Rafael Vázquez, de la Universidad de Claremon y artistas como José Antonio Aguirre y Luis Garza.

“Queremos un papel activo del gobierno mexicano”, dijo Luis Pelayo, del Concilio Hispano en Chicago, otro aval del documento. “Lo más fácil es que se quede como un simple espectador pero eso es cínico y facilista: la Reforma Migratoria sí es de su incumbencia porque afecta a millones de sus ciudadanos que hasta hoy están indefensos”.

El activista considera que el gobierno de México debe escuchar a sus migrantes para que sepa exactamente lo que éstos requieren y así hacer un plan de acción.

“Queremos que intervenga, por ejemplo, para que los mexicanos dejemos de ser deportados mientras dura el proceso de discusión”, los pronósticos de repatriaciones rondan los 500,000 casos.