Cae policía en tiroteo

El enfrentamiento con Dorner dejó también un agente gravemente herido

Un alguacil del Departamento del Sheriff de San Bernardino murió ayer al recibir impactos de bala durante un aparente enfrentamiento con el expolicía y fugitivo Christopher Dorner.

La portavoz del Departamento del Sheriff de San Bernardino, Cynthia Bachman, dijo que en dos incidentes separados dos agentes fueron heridos. Uno se encontraba ayer en el Hospital Loma Linda en condición estable, mientras el otro falleció al poco tiempo después de llegar al hospital.

A la hora del cierre de esta edición, no se habían confirmado los nombres de los oficiales heridos.

En un comunicado de prensa, el Departamento del Sheriff relató que a las 12:22 pm en la zona de Seven Oaks, los dos agentes trataron de detener a Dorner, hubo intercambio de disparos y los agentes fueron heridos.

“Los dos agentes fueron traslados por aire a un hospital local con heridas desconocidas”, señala el comunicado.

Alrededor de las 2:30 se confirmó que uno de los alguaciles había muerto. Extraoficialmente se supo que tenía impactos de bala en la cara. Las autoridades no han confirmado esta información.

Esta sería la primera muerte de un alguacil de San Bernardino en siete años.

El alguacil muerto sería la cuarta víctima mortal que se le adjudica a Dorner. Las primeras dos supuestas víctimas son Mónica Quan, de 28 años, y su prometido Keith Lawrance, de 27. Ella era la hija de un expolicía que representó al sospechoso en su demanda en contra del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), cuando él fue despedido.

La pareja fue encontrada muerta en el estacionamento de su condominio en Irvine el 3 de febrero.

La tercera muerte que se le adjudica Dorner es el asesinato del policía Michael Crain, de 34 años, de la Policía de Riverside, quien custodiaba a una de las personas mencionadas en el Manifiesto de Dorner. Este incidente se registró el 7 de febrero alrededor de la 1 de la madrugada.

El entierro de Crain está programado para hoy a las 10:30 a.m. en la Iglesia Grove Community. Le sobreviven su esposa, y dos hijos de 4 y 10 años de edad.

Todas las oficinas del Departamento de Policía de Riverside estarán cerradas al público para permitir que sus empleados asistan a los servicios funerarios.