UC Berkeley, cuna de políticos

En esa universidad se han forjado numerosos líderes californianos
UC Berkeley, cuna de políticos
Ana Cubas estudió en UC Berkeley; quiere ser la primera salvadoreña que ocupa un escaño en el Concejo Municipal de Los Ángeles.
Foto: Archivo

SACRAMENTO.— Ana Cubas, una salvadoreña que llegó a los 10 años de edad a este país, usa los colores azul y dorado de UC Berkeley en el eslogan de su campaña política.

Cubas, graduada de sociología, quiere ser la primera salvadoreña que ocupa un escaño en el Concejo Municipal de Los Ángeles.

Fue en UC Berkeley donde Cubas comenzó su activismo social y político al integrarse al Movimiento Estudiantil Chicano de Aztlán (MEChA) y al Centro de Retención de Reclutamiento La Raza.

Cubas forma parte además de una nueva generación de jóvenes latinos egresados de UC Berkeley que comienza a abrirse espacio en la arena política de California, e incluso a nivel nacional.

La universidad —fundada en 1868, donde se descubrió la vitamina E y se identificó el virus de la gripe— también se ha destacado a través de la historia por ser un semillero de grandes políticos y servidores públicos.

“Todos éramos parte del gobierno estudiantil y muy activos. Estábamos muy motivados por la calidad de los maestros que teníamos. Eran muy progresistas. Urgían a los estudiantes a involucrarse en el sistema de gobierno”, recuerda Cubas de sus tiempos de colegiala.

“La Universidad de California en Berkeley tiene la tradición de ser progresista y liberal. Y esos valores son parte de graduados como nosotros”, comenta Cubas, quien está siguiendo los pasos en el camino que antes siguieron, por ejemplo, el concejal José Huízar, quien antes de convertirse en abogado obtuvo su título de UC Berkeley en Artes; y Mónica García, presidenta actual de la Junta de Educación del segundo distrito escolar más grande de la nación, LAUSD, y quien ahora busca la reelección.

El actual líder de la Asamblea, el demócrata de Los Ángeles John Pérez, asistió a UC Berkeley en la misma generación de García, Huízar y Cubas, pero no se graduó.

García, graduada en Ciencias Políticas y Estudios Chicanos, fue electa por primera vez a la Junta de Educación del LAUSD en 2006.

“Mi paso por UC Berkeley fue difícil. Fracasé en el primer semestre pero tuvo oportunidad de corregir. Y asistir a esa universidad cambió mi vida, ya que tuvimos profesores muy sabios y generosos como Pedro Noguera”, dice García, criada en el Este de Los Ángeles y también hija de inmigrantes mexicanos.

Según datos de UC Berkeley, 30% de los estudiantes de nuevo ingreso son los primeros en sus familias en ir a una universidad.

“Ir a UC Berkeley me ayudó a tener mucha confianza en mí mismo y a entender a mi familia y a mi comunidad, y sobre todo, me hizo tomar mucha conciencia y responsabilidad de regresar a California la inversión que hizo en mí”, señala García.

“Haber asistido a Berkeley fue un sueño hecho realidad”, dijo el asambleísta demócrata de Salinas, Luis Alejo, a La Opinión. “Aprendí tanto durante el tiempo que estuve ahí y la educación que recibí me puso en el camino que me llevó al Capitolio estatal”.

UC Berkeley ha sido cuna de grandes políticos en todos los grupos étnicos. Por ahí pasó el actual gobernador de California, Jerry Brown, quien se graduó en 1961 con un bachillerato en Artes; el tesorero Bill Lockyer; y el superintendente de Educación, Tom Torlakson—también exasambleísta y exsenador—, quien cursó un bachillerato en Historia, además de una maestría en Pedagogía.

Asimismo cuatro actuales alcaldes del Norte del estado obtuvieron su licenciatura en UC Berkeley: Tom Bates, de Berkeley; Kevin Johnson, de Sacramento; Ed Lee, de San Francisco; y Jean Quan, de Oakland.

Uno más es el excongresista (en el cargo por 20 años) Norman Mineta —exalcalde y concejal de San José a quien debe su nombre el aeropuerto de San José—, quien se graduó de Berkeley en 1953. Mineta fue secretario de Comercio con el expresidente Bill Clinton y del Transporte en el Gobierno de George Bush.

UC Berkeley ha acogido también a extranjeros: Francisco I. Madero, quien fuera presidente de México de 1911 a 1913, asistió a Berkeley de 1892 a 1893; se desconoce si se graduó.

También la congresista Linda Sánchez se graduó en 1991 de la carrera de Español por UC Berkeley.

Ni qué decir del fallecido Marco Firebaugh, graduado de Ciencias Políticas, quien fuera asambleísta demócrata de South Gate y muriera en 2006 cuando buscaba ocupar un cargo en el Senado.

Firebaugh fue el autor de la ley AB540, que permite que los estudiantes indocumentados graduados de secundarias de California paguen las mismas colegiaturas universitarias que los residentes legales.

José Sigala, candidato al Concejo de la Ciudad de Los Ángeles por el Distrito 13 también asistió a UC Berkeley en 1991-1993, al mismo tiempo que Ana Cuba y John Pérez. Sigala se graduó de Estudios Chicanos y trabajó al lado del finado asambleísta demócrata Marco Firebaugh a quien ayudó a que se aprobará la ley AB540.