Exigen acción

'Si Obama no hace efectiva su política sobre el clima, no sería más creíble'

Manifestantes en el National Mall, en Washington, D. C., le exigen al presidente Barack Obama que cumpla con sus promesas sobre el cambio climático, ayer.
Manifestantes en el National Mall, en Washington, D. C., le exigen al presidente Barack Obama que cumpla con sus promesas sobre el cambio climático, ayer.
Foto: AP

WASHINGTON, D. C. (Notimex).— Activistas a favor del medio ambiente demandaron ayer al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hacer efectiva sus políticas de cambio climático o enfrentar la posibilidad de su descrédito ante la opinión pública estadounidense.

Apuntaron un propuesto oleoducto como la primera prueba ante el mandatario y una que podrá determinar su legado en esta causa que Obama presentó como central en la agenda de su segundo gobierno.

“En 20 años la historia va a juzgar la decisión que tome en este momento”, dijo Van Jones, quien fue parte del primer gobierno, hablando ante miles de activistas congregados en el denominado Mall.

Jones, fundador de la organización Green for All (Verde para Todos), se refirió al Oleoducto Keystone XL, cuya autorización para su construcción está bajo consideración de la Administración Obama.

“Será como enterrarnos una aguja desde Canadá y lo primero que se va a terminar es la credibilidad del Presidente, eso es lo que se va a acabar primero”, dijo ante la multitud congregada en esta amplia extensión abierta frente al Congreso, pese a las bajas temperaturas.

Jones fue nominado por Obama como asesor de cambio climático de la Casa Blanca en 2008, pero tuvo que renunciar un año después por la controversia generada por comentarios contra republicanos en el Congreso.

El oleoducto, que correría desde la provincia de Alberta, Canadá, hasta las costas del estado de Texas en el Golfo de México, ha sido repudiado por comunidades y gobiernos estatales desde que fue presentado a consideración del Gobierno.

En marzo de 2012 Obama ordenó acelerar el permiso para la construcción de la porción del oleoducto que se extendería del estado de Oklahoma hasta el puerto de Galveston, Texas.

En enero pasado la Administración Obama negó el permiso para la construcción total del oleoducto, aludiendo la insuficiencia de tiempo para conducir el requerido estudio sobre el impacto ambiental del proyecto.

El proyecto original del gasoducto generó protestas en el estado de Nebraska ante los temores sobre su potencial impacto ecológico en el acuífero Ogallala, uno de los más importantes de esa entidad.

La actriz Rosario Dawson llamó a los más de 40 mil personas que convergieron en el Mall a mantener la presión sobre este y otros temas y hacer que el mandatario cumpla lo ofrecido una semana antes.

“La única razón por la que el Presidente mencionó el tema en su mensaje sobre el estado de la nación fue por ustedes. Mantengan la lucha”, dijo Dawson, una de las celebridades que respondieron a esta convocatoria.