Chávez vuelve a Venezuela

Pese a su regreso la incertidumbre en el país continúa

Seguidores del presidente  Hugo Chávez ondean banderas y pancartas frente al Hospital Militar en Caracas, donde ahora está hospitalizado.
Seguidores del presidente Hugo Chávez ondean banderas y pancartas frente al Hospital Militar en Caracas, donde ahora está hospitalizado.
Foto: EFE

CARACAS, Venezuela — El presidente Hugo Chávez regresó a Venezuela ayer lunes luego de más de dos meses de ausencia en el país al viajar a Cuba para someterse a una cirugía y un tratamiento médico contra un cáncer que padece hace casi dos años.

El gobierno no ha divulgado imagen alguna del popular mandatario a su arribo a Caracas, donde continuará su tratamiento en momentos en que persisten preguntas sobre su estado de salud, en lo que ha sido una larga batalla por enfrentar un cáncer pélvico cuya características concretas aún no se conocen.

También es incierto si podrá continuar con sus funciones como mandatario mientras se somete a nuevos tratamientos por la reincidencia de la enfermedad.

El arribo del mandatario propició celebraciones callejeras de sus simpatizantes mientras que él fue llevado a un hospital militar, lejos del alcance de la gente común.

El regreso de Chávez, de 58 años, fue anunciado en una serie de tres mensajes de Twitter en la madrugada. Desde su cuenta oficial llamada (at)chavezcandanga, el primer tuit decía: “hemos llegado de nuevo a la Patria venezolana. Gracias Dios mío!! Gracias Pueblo amado!! Aquí continuaremos el tratamiento”.

El retorno se produce tres días después de que las autoridades venezolanas difundieron cuatro fotografías de un Chávez hinchado, sonriente y acostado en una cama junto a dos de sus hijas en La Habana. Fueron las primeras imágenes conocidas del mandatario desde que viajó a Cuba el 10 de diciembre para someterse a una compleja operación por la reincidencia del cáncer.

“Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!!”, dijo Chávez en su tercer mensaje de la red social.

El vicepresidente dijo que próximamente se difundirán los partes médicos sobre el estado de salud de Chávez. Aseguró que el gobernante ha estado en una “batalla continua que ha contado con la comprensión, el amor, la oración, la solidaridad sincera de la mayoría”.

“Un día como hoy, 18 de febrero del año 2013, todo lo que tenemos es mente positiva, oración amorosa, y bueno, felicidad absoluta porque nuestro comandante Hugo Chávez está aquí en la patria venezolana”, agregó.

Chávez (1999-2013) arribó al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía a las 2:30 de la mañana (0700 GTM), dijo el vicepresidente Nicolás Maduro a la televisora estatal. Luego fue trasladado al Hospital Militar Carlos Arvelo, al oeste de Caracas, donde permanecerá internado.

“Estamos muy felices”, dijo Maduro al confirmar el arribo del gobernante que llegó acompañado, además del vicepresidente, de su hija mayor Rosa Virginia; del ministro de Ciencia y Tecnología y esposo de su hija mayor, Jorge Arreaza; su hermano mayor y gobernador del estado suroccidental de Barinas, Adán Chávez; y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Al hospital fue escoltado por Maduro y Cabello solamente.

Cabello dijo a la televisora estatal que Chávez fue instalado en una habitación del hospital militar de Caracas “sin ningún incidente, sin ningún problema”, pero no ofreció más detalles.

Al grito “volvió, volvió, volvió”, varios centenares de seguidores de Chávez, con banderas venezolanas y fotografías del presidente, se concentraron el lunes en la Plaza Bolívar, al centro de la capital.

Una situación similar se observó en la entrada del hospital militar, donde varias decenas de manifestantes oficialistas, vistiendo franelas y gorras rojas y portando afiches de Chávez, se aglomeraron para festejar la presencia del mandatario en territorio venezolano, mientras los conductores de algunos carros tocaban la bocina en señal de apoyo.

“Vengo a visitar a mi presidente, quiero ver a mi presidente… lo he extrañado mucho porque Chávez es el espíritu de los pobres”, dijo emocionada Alicia Morroy, una costurera de 46 años, al señalar que decidió apostarse frente al hospital militar porque “Chávez vino caminando según dicen por la tele, (y) entonces nosotros queremos cerciorarnos que eso es verdad”.

Dubraska Mora, una empleada del hospital militar, dijo a la televisora estatal que “nuestro presidente llegó caminando, fuerte, valeroso… como solo lo sabe hacer él. No llegó ni en camilla, no llegó en silla de ruedas, no llegó con ningún proceso invasivo. Nuestro presidente está fuerte para seguir comandando”. La trabajadora no precisó qué actividad realiza en el centro hospitalario.

Por su parte, Yusmeli Terán, una camarera del hospital, dijo a la AP que el acceso al área donde Chávez, que es el piso 9 del centro asistencial, está “restringido totalmente”, y que todas las áreas del lugar, desde la planta baja, están bajo fuerte resguardo de militares y policías.

“Nadie lo ha visto para nada. Llegué hasta el piso 4 nada más”, dijo Terán, y agregó que el piso 9 del hospital militar “siempre ha estado restringido desde que eso está seleccionado para él”.

Debido a su enfermedad, Chávez no pudo estar en Caracas el pasado diez de enero para tomar juramento para un cuarto período de mandato, tal como prevé la Constitución. La mayoría oficialista de la Asamblea Nacional, y posteriormente el Tribunal Supremo de Justicia, avalaron la postergación por tiempo indefinido de la toma de posesión.

El máximo tribunal emitió a comienzos de enero una sentencia en la que determinó la continuidad del gobierno y su equipo ministerial sin necesidad de la juramentación del presidente.

La oposición rechazó la sentencia del Tribunal Supremo considerándola como violatoria de la Constitución, y señalaron a Maduro de estar “usurpando” el gobierno.

La Constitución venezolana también dice que si el presidente del país muere o renuncia se debe convocar a unas nuevas elecciones dentro de los siguientes 30 días al deceso o la dimisión. De hecho, Chávez sugirió esa posibilidad antes de viajar a Cuba en diciembre diciendo que si era necesario, Maduro debería ser la persona por la que los venezolanos deberían votar en su lugar.

“La presencia del presidente Chávez en Venezuela puede representar que tome juramento ante la Asamblea o el Tribunal Supremo de Justicia, y con ello darle legalidad al actual gobierno, pero desde el punto de vista político en el país los problemas siguen siendo los mismos con Chávez presente o sin Chávez presente. Los venezolanos siguen sufriendo los rigores de la inseguridad…siguen sufriendo el más perverso de los impuestos que son las devaluaciones con fines fiscalistas”, dijo Rafael Marquina, el médico venezolano, que cobró relevancia por los datos pormenorizados que publica en Twitter sobre el estado de salud de Chávez.

El médico Carlos Castro, director de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, dijo que ante el tratamiento “muy intenso y complejo” que deberá seguir Chávez ahora para combatir el cáncer, que le reincidió en diciembre pasado, es muy posible que el gobernante tenga que renunciar.