Elecciones Los Ángeles: el Distrito 7, un valle verde

Comunidades de espacios abiertos enfrentan un reto con el desempleo

El Distrito 7 es una de las áreas de la Ciudad de Los Ángeles que nunca ha sido representada por una mujer. Eso último podría cambiar en los próximas semanas, cuando las elecciones para reemplazar a su actual concejal, Richard Alarcón, puedan dar la sorpresa de la primera representación femenina de ese distrito.

El área que conforma el distrito cubre toda la parte noreste del Valle de San Fernando, integrada por comunidades que poseen campos de golf y terrenos amplios para la cría de caballos, espacios abiertos, corredores comerciales y una mezcla de orígenes étnicos que la convierten en un distrito con necesidades y problemas diversos.

Actualmente el distrito abarca las comunidades de Pacoima, Lake View Terrace, La Tuna Canyon Shadow Hills, Mission Hills, North Hills East, Sylmar, Sun Valley y Sunland-Tujunga, rodeando por completo la ciudad de San Fernando.

Pero así como el distrito posee áreas verdes y espacios abiertos que aun son utilizables para la recreación de las familias de la comunidad, algunos vecindarios también han servido de base a industrias importantes en el campo de la construcción, servicios o productos médicos, elaboración de plásticos, tecnología, procesamiento de alimentos y hasta empresas relacionadas con el área del entretenimiento. Incluso en el pasado, empresas como la Empacadora Sylmar, contribuyeron a que esa área fuera conocida como el segundo lugar productor de aceitunas en el mundo.

Corredores comerciales como los Bulevares de Glenoaks, Laurel Canyon, Van Nuys, así como San Fernando Rd., cruzan el distrito, mostrando negocios de todo tipo que han tratado de contribuir con el desarrollo económico del área a pesar de la crisis económica. Asimismo, el área cuenta con viviendas a precios asequibles en áreas como Pacoima y Sylmar.

Si los angelinos quieren disfrutar del aire libre sin tener que alejarse de la ciudad, tienen la opción de acercarse hasta Foot Hills District, que abarca las comunidades de Lake View Terrace, La Tuna Canyon y Shadow Hills. Allí podrán observar las montañas, caminar por los senderos, escalar o montar a caballo, sin salir de los límites de la ciudad de Los Ángeles. También pueden visitar el Parque de la Represa Hansen, ubicado en las cercanías de Lake View Terrace.

Además de lugares de recreación al aire libre, los residentes y visitantes del área pueden escoger entre las opciones culturales que ofrecen la Misión de San Fernando, en Mission Hills, y el Museo Nethercutt, que alberga una colección de automóviles antiguos de todo el mundo.

Pero así como las comunidades ofrecen ventajas a sus residentes para criar a sus familias, las mismas enfrentan problemas que esperan sean atendidos de manera justa y apropiada. Una de ellas es el desempleo, debido al impacto que ha tenido la recesión económica en los últimos cuatro años. El alejamiento de las compañías fuera de la ciudad, debido a los impuestos que deben pagar a la misma, podría considerarse uno de los factores que ha contribuido con este fenómeno. Un ejemplo del mismo se da en Sylmar donde, en comparación con el índice de desempleo estatal, que es de un 8 por ciento, su índice es de casi un 12 por ciento, de acuerdo con información suministrada por el Consejo Vecinal de ese vecindario.

Otras áreas enfrentan problemas de aplicación de códigos municipales, especialmente relacionados con la colocación de objetos en las aceras y estacionamiento de automóviles en áreas prohibidas o por un mayor límite de tiempo que el establecido por las autoridades municipales. Una de los obstáculos con los que han enfrentado los residentes de esas comunidades es la poca atención de los departamentos municipales encargados de llevar a cabo esas labores.

A esta inquietud se podría sumar la limpieza de las calles, especialmente en el área de Pacoima, donde los residentes se han quejado de las calles no presentan muy buen aspecto debido a los papeles y otro tipo de desperdicios que se observan en las aceras.

El uso de los espacios abiertos, como campos de golf, para la construcción de viviendas es un dilema que deben afrontar los residentes del área. El Campo de Golf Verdugo, ubicado en Tujunga, es un ejemplo del peligro de desaparición que corren los espacios abiertos ya que se ha propuesto un proyecto para construir 229 casas unifamiliares en aproximadamente 28 de los 58 acres que componen ese campo de golf.

Sin embargo, en un punto en que muchos residentes coinciden es en la necesidad de que los jóvenes cuenten con lugares donde encontrar empleo, para lo cual se debe dar impulso a los negocios, especialmente los pequeños comerciantes.