27 mil estarían desaparecidos

Gobierno de México admite esa cifra y afirma que va a investigar los casos
27 mil estarían desaparecidos
Crece la presión sobre el gobierno de México para que inicie las indagatorias sobre el paradero de miles de personas.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F.— El Gobierno mexicano confirmó la existencia de una base de datos con los nombres de más de 27,000 desaparecidos a noviembre de 2012, cuando finalizó la administración de Felipe Calderón.

La subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la secretaría de Gobernación, Lía Limón, declaró que dicha información reporta 27,523 casos de personas no localizadas.

Dijo que aún no conoce en detalle los datos pero explicó que supo de ellos a través de un “resumen ejecutivo” en el que el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información (Cenapi), el área de inteligencia de la Fiscalía federal, “reporta la existencia de una lista con la cifra que se señala”.

Además precisó que en una reunión celebrada hace dos días en un hotel de la capital mexicana con representantes de la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM), el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó de la existencia de la misma.

“Espero que sea una lista con información lo más completa posible”, manifestó la funcionaria.

Los mismos serán trasladados al Centro Nacional de Información (CNI) de la secretaría de Gobernación, que se encargará de avanzar en este tema y cumplir con el compromiso adquirido con las víctimas por el presidente Enrique Peña Nieto, aseveró.

Señaló que la base de datos, que empezó a elaborarse en la Administración de Calderón (2006-2012), se dará a conocer la próxima semana.

No precisó cuál es la razón de la desaparición de estos miles de personas, si se trata de víctimas de grupos de narcotraficantes, por secuestros, otros delitos comunes, personas extraviadas, acciones de las autoridades u otras causas.

Sobre el asunto el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, dijo en rueda de prensa que la información de los más de 27,000 desaparecidos tenía valor pues procedía de “un estudio oficial que está en manos del Gobierno”.

“No estamos en condiciones de emitir comentarios respecto de esa lista por cuanto es muy probable que algunos de esos nombres correspondan a personas cuyos cadáveres se hayan encontrado y se trate de personas que finalmente fueron ejecutadas y no se encuentran desaparecidas”, apuntó.

Sin embargo sostuvo que “no se puede seguir viviendo en un país donde se presume que son todos delincuentes abatidos, o que cayeron ‘como cucarachas’, como decía el Gobierno anterior (el de Felipe Calderón) sin hacer antes una investigación judicial rigurosa, creíble, no un linchamiento”.