Iván va del exilio a UFC

Menjívar huye de El Salvador por la guerra; hoy lo pone en alto

La guerra civil que ocurrió en El Salvador entre los años 1980 y 1992 provocó que muchas familias de ese país salieran huyendo en busca de un futuro. Una de ellas fue la del peleador del UFC Iván Menjívar.

Cuando Menjívar tenía apenas 11 años de edad, el gobierno de Canadá aceptó la solicitud de asilo político que sus padres habían sometido y emigraron a ese país.

Ahí, Menjívar aprendió un idioma nuevo, una cultura diferente y un deporte que se convertiría más tarde en su modo de vida, pero nunca olvido su tierra natal.

“Me siento orgulloso de ser salvadoreño porque somos luchadores por naturaleza. Al principio la adaptación fue difícil, pero poco a poco me fui acostumbrando” asegura el peleador de peso gallo que esta noche enfrenta a Urijah Faber, en las peleas estelares del UFC 157 en el Honda Center de Anaheim, California.

Faber tiene una marca de 26 triunfos, seis derrotas y es uno de los peleadores más populares de la actualidad, excampeón del World Extreme Cage Fighthing y excontendiente al título de los pesos gallos del UFC.

Esta será una pelea de revancha para Menjívar, pues ya se enfrentó al llamado “The California Kid” hace siete años, y perdió por descalificación debido a una patada ilegal.

“Para mí es como sí no hubiéramos peleado”, declara Menjívar. “El árbitro me descalificó porque, según él, le di una patada ilegal. Pero fue un accidente. Esta vez será diferente, los dos hemos evolucionado mucho desde entonces. Será una gran pelea“.

Menjívar —que es profesional desde el 2001 y tiene un récord de 25 victorias y nueve derrotas— ha peleado en cuatro divisiones de peso diferentes (welter, ligero, pluma y gallo) y fue también el primer rival al que se enfrentó como profesional el actual monarca de los pesos welter, Georges St-Pierre.

“Cuando combatí contra St. Pierre yo llevaba cuatro peleas como profesional y él estaba debutando. Cerró con mucha fuerza el primer asalto y me ganó cuando faltaba un segundo para que terminará el round”, recuerda Menjívar, quien ahora intercambia consejos con St-Pierre en el campamento Tri Star Gym de Montreal, Quebec Canadá.

Menjívar está viviendo el mejor momento de su carrera, actualmente lleva cuatro triunfos y una derrota y se ha ganado dos veces el premio a la sumisión de la noche.

Hoy contra Urijah Faber, el salvadoreño buscará una victoria que lo acerque a una oportunidad por el título de los pesos gallos del UFC.

“Es una pelea muy importante, voy a salir a pelear muy agresivo, sí sangra, lo haré sangrar más hasta que acabe con él”, destaca Menjívar, quien espera salir del octágono con el brazo en alto.