Manifestantes exigen en Texas una reforma migratoria

Cientos de personas marcharon hasta el Capitolio de Austin para pedir un cambio justo e integral al sistema de inmigración.
Manifestantes exigen en Texas una reforma migratoria
Cientos de personas marcharon hasta el Capitolio de Austin, Texas, para pedir un cambio justo e integral al sistema de inmigración.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Los rayos del sol aún no se acariciaban en los edificios de Galleria, en Houston, pero Verónica Taboada, Agustina Juárez y Yesenia Romero ya conducían por la calle San Felipe para llegar a las oficinas del Sindicato de Trabajadores del SEIU Local 1. Allí les esperaba una nueva lucha y aunque apenas hace unos meses estuvieron en huelga para conseguir mejores condiciones en sus trabajos llegaron dispuestas a entregarse una vez más por otra causa que afecta a sus familias y a millones más por todo el país: la necesidad de una reforma migratoria integral.

Igual que ellas decenas de miembros del sindicato morado acudieron al llamado y armados con sus pancartas, matracas, altavoces y espíritu luchador se subieron a un viejo autobús escolar que andaba tirando agua para viajar el viernes a Austin, la capital del estado de Texas, y exigir en los propios escalones del Capitolio un cambio justo y de fondo de las leyes de inmigración del país junto con cientos de texanos que llegaron de diferentes partes del estado para protagonizar un marcha.

No les importó viajar tres horas y media para estar presentes y luego regresarse el mismo viernes para trabajar por la tarde: “era necesario alzar la voz”.

“Nos preocupan las deportaciones que están separando a tantas familias”, dijo Romero.

“Queremos vivir con más tranquilidad en este país y tener las mismas oportunidades que todos los demás que están legalmente en este país”, comentó Taboada

“Cuando comenzamos nuestra lucha con el SEIU mucha gente decía que no íbamos a poder lograr nada pero luego de luchar y luchar hoy podemos decir que tenemos mejores salarios, vacaciones y seguro médico. Tenemos que tener esa actitud luchadora para ayudar a que se apruebe una reforma” de inmigración, explicó Juárez.

A los miembros del SEIU de Houston los estaban esperando cientos de personas para marchar por las calles del centro de Austin rumbo al Capitolio. Algunas organizaciones llegaron desde El Paso, Texas.

“Viajamos casi 12 horas para venir y exponer los problemas que estamos sufriendo en la frontera y los efectos negativos que tendría la implementación de más seguridad. Se están violando los derechos humanos de mucha gente”, dijo Cristina Parker, portavoz de la organización Border Network for Human Rights.

“Ya no se puede usar como excusa la seguridad en la frontera para no aprobar una reforma migratoria. El gobierno tiene en la frontera 22,000 agentes de inmigración, se construyeron casi 600 millas de muros a lo largo de la frontera y hay cientos de cámaras instaladas. Ya basta de buscar peros para no sacar de las sombras a los más millones de personas indocumentadas que viven en este país”, agregó Parker.

La comunidad hispana de Texas se reflejó en los cientos de manifestantes que a pesar del frio y las miradas raras que recibieron de algunas personas en el centro de la capital llegaron a su destino y les pidieron a los senadores Ted Cruz y John Cornyn que apoyen la aprobación de una reforma migratoria.

“Cruz dice que es hispano pero sus acciones dicen todo lo contrario, ya ha dicho que no está muy a favor de una reforma migratoria. Pero una cosa sí le puedo decir al senador: si no ayuda en este tema que afecta a tantas familias texanas va durar muy poco en el puesto porque en las próximas elecciones la comunidad hispana le va a dar la espalda”, dijo José Reyes, manifestante que llego desde Dallas para participar en la manifestación.

Las organizaciones houstonianas Mi Familia Vota, Houston Unido, SEIU, CRECEN, FIEL, Texas Organizing Project y NALEO llegaron a la capital en apoyo de la Reform Immigration Texas Alliance (RITA) y en conjunto entraron al Capitolio para presentar pidiendo que los legisladores apoyen una reforma migratoria.