Reciclar deja beneficios

Una compañía cervecera se une a Recyclebank para educar sobre los beneficios de reciclar las latas de aluminio.
Reciclar deja beneficios
No hay diferencia entre los envases de California y los de otros estados, lo que dificulta impedir que los traficantes traigan envases a California.
Foto: Archivo

La mala situación ambiental, ha puesto en la conciencia de muchos la reflexión de cuidar el planeta de una manera muy simple: reciclando.

Un esfuerzo que tiene remuneraciones.

Algunas personas han hecho del reciclaje su fuente de ingresos. A otras les motiva saber que están contribuyendo en el cuidado del medio ambiente y algunas empresas los motivan con esta buena causa.

La compañía de cerveza Coors Brewing, quien inventó la primera lata de aluminio cien por ciento reciclable en 1959, lanzó una iniciativa para recaudar fondos en beneficio de Recyclebank, que se encarga de promover el cuidado del medio ambiente, a través de recompensas en ahorros a las personas que realizan acciones ecológicas.

La cervecera donará 250 mil dólares a Recyclebank, que ayudará a realizar una campaña nacional en línea en donde se eduque sobre los beneficios del reciclaje de aluminio.

Para recaudar esos fondos, la compañía destinará una porción de la venta —hasta el 31 de marzo— dos estilos seleccionados de cerveza de esa marca.

Los paquetes contienen el logotipo de Coors Recycles, los cuales se pondrán entregar en los centros de acopio de Recyclebank.

El aluminio es uno de los metales que más se recicla en Estados Unidos. Se calcula que en promedio se recaudan 15 millones de latas de aluminio diarios.

Lo que genera un gran ahorro energético a las empresas que realizan ese producto y una considerable disminución de contaminantes.

El aluminio es un metal que se extrae de un mineral llamado bauxita mediante proceso eléctrico.

Con el reciclaje de este material se ahorra el 95% de la energía necesaria para producirlo.

El proceso que realizan las compañías que utilizan este material, es recuperar las latas de aluminio de manera compacta y empacada.

Luego son enviadas a industrias de otros países para completar el proceso.

En esas compañías, el aluminio se derrite y se forman nuevas láminas de aluminio para hacer las latas u otros productos que se deriva de ese material.

“Esperamos aumentar la participación de la comunidad y ofrecer recompensas por las acciones ambientales en forma de ahorros valiosos”, dijo Jonathan Hsu, gerente de Recyclebank, corporación que ha sido reconocida por el Foro Económico Mundial, por ser pionera en la tecnología como defensora de la tierra.