Un muy sentido adiós

Palabras de Pau, Kobe, 'Magic', Shaq, entre otros, honran la memoria de Jerry Buss, dueño de los Lakers
Un muy sentido adiós
Los casi 7 mil asistentes al homenaje a Jerry Buss, ayudan a Earvin 'Magic' Johnson a hacer la 'L' de Lakers en el Teatro Nokia.
Foto: AP

Leyendas de los Lakers de Los Ángeles como “Magic” Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, Shaquille O’Neal, Pat Riley, Phil Jackson y Kobe Bryant recordaron ayer la figura de Jerry Buss, el legendario propietario de ese equipo de la NBA fallecido el lunes a los 80 años, en un emocionante tributo donde Pau Gasol intervino con unas palabras en español.

“Tuvo la firme intención siempre de tener el mejor equipo del mundo para sus aficionados. Ha ilusionado y ha hecho vibrar a miles de personas”.

“Una de la cosas que más me inspiran de él es la cantidad de personas a las que ha impactado de forma positiva, por su capacidad de liderazgo y lo cerca que ha tenido a su familia en todo momento”, dijo el catalán durante la ceremonia íntima, celebrada ante 7 mil personas en el Teatro Nokia.

“Me siento muy afortunado de haber formado parte de su trayectoria y de esta gran familia. Tu memoria y tu carisma estarán siempre acompañándonos”, añadió Gasol.

“El ‘Doctor Buss’ estaría contento de que esté haciendo esto porque para él los fans eran lo primero”, apuntó Pau.

Por su parte Kobe Bryant habló sobre su relación con Buss desde que le fichara con 17 años y animó a sus actuales compañeros de equipo a darse cuenta de lo que está en juego en cada partido de los Lakers.

“Jugamos por algo más grande que nosotros mismos, más grande que una temporada. Jugamos por la memoria del doctor Jerry Buss”, manifestó ante un público en el que figuraban Dwight Howard y Steve Nash.

Asimismo, “Magic” Johnson, para quien Buss fue un segundo padre, habló acerca del momento en el que dio a conocer que había contraído el virus del sida.

“Lloramos juntos durante horas. Claro, él no sabía que yo iba a estar aquí 22 años después. Pensaba que estaba a punto de perder un hijo, su hijo adoptado. Agarró el teléfono y empezó a llamar a todos los hospitales para asegurarse de que iba a tener el mejor tratamiento posible”, explicó el mítico base.

“Me llamaba a todas horas. Me preguntaba si me tomaba las medicinas y si llevaba en orden el tratamiento. Ahí supe que aquel hombre me quería y se preocupaba por mí, más allá de los títulos y los éxitos sobre la cancha. Ése era Jerry Buss. Se preocupaba por sus jugadores no solo sobre la cancha, sino también, como personas”, indicó.

Buss fue propietario de los Lakers desde 1979, cuando los compró junto con el campo del Forum (en la localidad de Inglewood) y el equipo Kings de Los Ángeles de hockey sobre hielo al empresario inmobiliario Jack Kent Cooke, por la cifra récord entonces de 67.5 millones de dólares.

Buss estuvo al frente de los Lakers durante la década dorada de 1980, en los llamados años del “Showtime”, con jugadores como “Magic” Johnson, Kareem Abdul-Jabbar y James Worthy haciendo un baloncesto espectacular.

Shaquille O’Neal recordó cuando Buss lo llevó a la duela del Forum en Inglewood y le dijo que observara bien la zona donde estaban colocadas los banderines de campeones obtenidos por los Lakers.

“Él me dijo: ‘hijo, esperamos grandes cosas de ti y de un muchachito de 18 años que acabamos de firmar, Kobe Bryant’”, dijo O’Neal.

O’Neal y Bryant ciertamente cumplieron el deseo de Buss hacienda pareja para ganar dos títulos a pesar de las discordias existentes entre ambos jugadores.

“Él me dio todo lo que yo quería”, dijo O’Neal en referencia a Buss.

“Quise una extensión de contrato y me la dio. Quise una segunda extensión de contrato y me la dio. Quise una tercera extensión de contrato y me mandó a otro equipo”, apuntó para provocar risas en el auditorio.

Phil Jackson, quien está comprometido con la hija de Buss, Jennie, recordó el verano de 2008 cuando un Kobe Bryant molesto hizo público su deseo de ser cambiado de equipo.

“Jerry escuchó las demandas de Kobe y de su representante”, contó Jackson.

“Él dijo: ‘no existe otro jugador de su misma valía por el que lo podamos canjear’. La decisión de Jerry prevaleció y eso nos abrió el camino para ganar dos campeonatos más”.

Cuando llegó el turno de hablar para Bryant, el jugador dijo que el verano más importante para él fue el de 2006 cuando Buss le preguntó qué pensaba en cuanto a que Jackson regresara por segunda ocasión a dirigir los Lakers.

Bryant no estaba seguro que quería el regreso de Jackson.

“Él me miró y me dijo: ‘confía en mí’. Así lo hice y Jackson nos llevó a otro nivel de excelencia, a ganar dos campeonatos más”, dijo Bryant.

“Buss tenía la habilidad de de convencerte para que los siguieras, para que confiaras en él”.

Jhonny Buss compartió pasajes de la vida personal de su padre, a quien le gustaba mucho viajar, tomar vino, jugar póker, escuchar música clásica y ver películas.

Dijo que su padre: “fue un hombre que tuvo un increíble viaje en la vida, uno que nadie de nosotros se puede imaginar”.

“Mi padre nunca arrolló a nadie para ponerse al frente, siempre se rodeó de gente buena. Él amaba Los Ángeles, y como podemos ver, Los Ángeles lo amaba a él”.