Miles le piden que no viaje

Entregar

Miles le piden que no viaje
Joelle Casteix, de la organización SNAP, muestra una foto suya a los 15 años cuando fue abusada por un sacerdote.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

En medio del malestar que ha causado el viaje del cardenal Roger Mahony a Roma para participar en el cónclave para elegir al próximo papa, representantes de Católicos Unidos y de la Red de Sobrevivientes de Abusos por parte de Sacerdotes (SNAP), se reunieron ayer frente a una iglesia de North Hollywood para entregar un documento con 10,000 firmas en el que le pedían al Cardenal desistir de ese viaje. “Amamos a la iglesia, pero no podemos respaldar la crisis de liderazgo que ha afligido a nuestros fieles por mucho tiempo. Lo que estamos entregando hoy es un mensaje de dolor de miles de católicos”, dijo Andrea León Grossman, voluntaria con la organización Católicos Unidos en su mensaje frente a la Iglesia San Carlos Borromeo en North Hollywood. De acuerdo con la información revelada por los representantes de esos grupos, el cardenal Mahony ha estado viviendo en la rectoría de esa iglesia desde hace más de un año. León Grossman continuó pidiendo a los cardenales, obispos y líderes de la iglesia que “escuchen la llamada de su congregación, respeten a las víctimas de abuso y encubrimiento, pero en específico le rogamos al cardenal Roger Mahony que considere todo esto en su corazón”, dijo León Grossman.

Sin embargo, a pesar de la campaña lanzada por varias organizaciones de Los Ángeles para pedir al cardenal Mahony que no viajara a Roma, el cardenal partió ayer, poco después de culminar la deposición de casi cuatro horas. “Su participación en el cónclave solo traería una nube negra en una época donde necesitamos esperanza”, dijo León Grossman.

Los miembros de Católicos Unidos también resaltaron que el caso de Mahony no es exclusivo, ya que hay otros cardenales que han pasado por un escándalo similar. “Apelamos a ellos y a cualquier líder de la iglesia que tenga oídos para escucharnos, para que hagan lo correcto, lo que es justo para su pueblo”, dijo Chris Pumpelly, director de comunicaciones y desarrollo de Católicos Unidos. “Exigimos que nuestros líderes nos rindan cuentas y rechacen la impunidad”.

Después de enviar su mensaje a la comunidad y los miembros de la arquidiócesis de Los Ángeles, los representantes de SNAP y Católicos Unidos tocaron la puerta de la rectoría de la Iglesia de San Carlos Borromeo para entregar el documento, el cual venía avalado por casi 10 mil firmas. Un miembro del personal de la iglesia, Oscar Medina, recibió el documento. “Represento a Católicos Unidos, con sede en Washington D.C., y a nombre de miles de miembros a lo largo del país y de víctimas de abuso, pedimos respetuosamente que entregue esta petición al Cardenal Mahony para que no se haga presente en el conclave”, dijo Pumpelly, mientras entregaba el documento a Medina.