La suerte le sonríe a LA

Kobe y Nash sacan a lucir su experiencia y Lakers vencen de visita a los Mavs
La suerte le sonríe a LA
O.J. Mayo intenta evitar que Kobe Bryant anote de reversa en el American Airlines Center.
Foto: AP

DALLAS (EFE).— La historia se repitió una vez más ayer con Kobe Bryant de líder y salvador de los Lakers de Los Ángeles, que llegaron al American Airlines Center de Dallas y vencieron 99-103 a los Mavericks, que están lejos de ser ganadores y competitivos como sucedía las anteriores temporadas.

A pesar de las limitaciones del equipo texano, los Lakers sufrieron lo indecible y sólo al final la combinación de dos decisiones erróneas de los árbitros, incluida falta técnica al escolta O.J.Mayo, un triple de Steve Nash y el acierto de Bryant, aseguraron la victoria de los angelinos.

Bryant, por sexto partido en lo que va de temporada, superó la barrera de los 30 puntos al aportar 38, incluidos 14 en el cuarto periodo, capturó 12 rebotes, repartió siete asistencias y puso un tapón.

Solo Dwight Howard lo superó el rebotes al capturar 13, pero Bryant fue líder en puntos, asistencias y pérdidas de balón (cinco), además de recibir una falta técnica, la número 13 en lo que va de temporada, y a las 16 recibe una suspensión automática por un partido.

El triunfo era lo que buscaban los Lakers (28-29), tercero consecutivo y séptimo en los últimos diez partidos disputados, y se sitúan a dos juegos y medio de los Rockets de Houston en la lucha por el octavo puesto de la Conferencia Oeste.

La estrella de los Lakers se aprovechó de un rival que ni defiende bien ni sabe tampoco responde en el ataque en los momentos decisivos y anotó siete puntos en los últimos tres minutos del partido para cambiar la historia del mismo y asegurar la victoria de los Lakers.

Bryant, que tiene un gran número de seguidores en Dallas, fue recibido con cánticos de “MVP, MVP, MVP” (jugador más valioso) y le respondió con buena actuación a sus fans.

Bryant hizo su mejor juego ante Mark Cuban, el dueño de los Mavericks, que hace dos días insinuó que la mejor solución para los Lakers a la hora de controlar el grave problema económico que se le presenta de cara al futuro con el impuesto de lujo de más de 85 millones de dólares la próxima temporada, era darle de baja a la estrella bajo la cláusula de la “amnistía”.

Los Lakers tendrán que pagarle a Bryant la próxima temporada nada menos que 31 millones de dólares y, si retienen a Howard, su la plantilla les valdrá más de 100 millones de dólares anuales lo que de acuerdo el nuevo convenio colectivo le supondrá al final de temporada un impuesto de lujo de 85 millones, algo a lo que no podrán hacer frente.

De ahí las prisas de Bryant por aprovechar al máximo esta temporada si quiere conseguir un título de liga con los Lakers.

Cuban aclaró que estaba hablando de una “hipotética” solución para los Lakers, en absoluto que el equipo angelino tuviera pensando tomar ese tipo de decisión.

El exjugador de los Mavericks, Steve Nash, aportó 20 puntos, incluidos cuatro triples de cinco intentos, pero dio sólo cuatro asistencias.

Mientras que el banquillo respondió con 29 puntos, incluidos los 13 que consiguió Antawn Jamison, y el escolta Jodie Meeks logró 11 tantos.

Los titulares Howard, y los aleros Earl Clark y Metta World Peace no tuvieron ningún protagonismo en el ataque de los Lakers al quedarse con nueve, seis y un punto, respectivamente.

Como equipo, los Lakers, que llegaron al descanso con el marcador empatado (54-54), tuvieron un 47 (34-72) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 53 (13-25) de triples comparados al 45 (39-87) y 44 (8-18), respectivamente, de los Mavericks, que también perdieron la batalla bajo los aros con 44 rebotes por 45 del equipo angelino.

Dirk Nowitzki fue el único jugador de los Mavericks que pudo competir con los Lakers al conseguir un doble-doble de 30 puntos, 13 rebotes y recuperó tres balones, pero falló en la recta final del partido cuando Bryant tuvo su mejor inspiración encestadora.

“Es divertido”, dijo Bryant, quien también tuvo 12 rebotes y siete asistencias. “[Nowitzki] Es uno de mis favoritos de todos los tiempos. Él es un tipo de jugador de la vieja guardia. A él no le importa el aspecto físico. Hizo algunas jugadas increíbles en la recta final”.

Vince Carter volvió a ser el sexto hombre del equipo al aportar 15 puntos, mientras que otro reserva, Elton Brand, consiguió 14 tantos.

Pero Mayo, el jugador clave en el ataque de los Mavs junto con Nowitzki, no fue factor ganador al quedarse con solo 8 puntos, y ahí estuvo la otra clave de la derrota del equipo de Dallas (25-30), la cuarta en los últimos 10 juegos.

Hoy los Lakers van contra los Nuggets de Denver.