La Víbora

¿Y qué onda con... la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas? Se les olvidó, pero de plano y vergonzosamente, mencionar a la actriz Lupe Ontiveros
Sigue a La Opinión en Facebook
La Víbora
Lupe Ontiveros
Foto: La Opinión - / Aurelia Ventura

Yo creo que Kate del Castillo tiene malos ratos, pero no malos gustos. Le colgaron como noviecito al alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, porque los vieron muy contentitos en una fiesta de los Grammy. ¡Por favor!, y no es que no puedan tener una relación. Pero a mí se me hace que esas pulgas no brincan en el tapete de Kate, pudiendo tener algo mejorcito y carnita más joven. Aunque al alcalde seguro que sí se le cuecen las habas, porque lo coqueto facilito no se le ha quitado. Porque de que es ojo alegre, lo es.

Y volviendo al tema de los Rivera. Finalmente el viejillo, digo, Don Pedro Rivera, se salió con la suya y comenzará gira de concierto por varios rincones del país, en recuerdo de su hija, Jenni Rivera. “Inquebrantables. La gira de agradecimiento 2013”, como la han titulado, la realizará junto con los dos vagos de la familia, Juan y Gustavo Rivera. Por supuesto que Lupillo no se iba a embarrar en esta gira donde no hay mucho que apreciar, porque los hermanos cantan horrible y al papá, de repente, se le sale algún que otro gallito, pero hay cosecha y seguro que no les irá tan mal.

Sobre la participación de Lupillo, claro que no lo iba hacer, primero porque nuevamente su carrera está tomando vuelo. Jenni lo tumbó, Jenni lo vuelve a levantar. Lupillo tiene talento, canta bien, incluso mejor que su hermana —que graduada esté— y además tiene carisma. Y segundo, no iba a participar porque siempre ha tenido choques con sus hermanos, sobre todo con Juan que es el más descarriado. Las diferencias que llegó a tener con la Diva de la Banda, fueron precisamente por solapar a este par de mantenidos, así que hace muy bien en no acompañarlos y sólo tener alguna que otra presentación con ellos. Y sin soltar a los Rivera, ahora el hijo de Jenni vuelve a dar noticia por actos de vandalismo.

Michael Marín, podría volver a la cárcel si el juez de Los Ángeles considera que sus acciones en Miami son graves, y es que este chamaco está en libertad condicional por las chochinadas que hizo al meterse con una chamaca menor de edad. Al parecer, Michael intentó pegar un póster con la foto de su madre en una zona de gente bien, y claro, con la facha de cholandrón que se carga el muchachito, pues para pronto llamaron a la policía porque pensaron que se trataba de un maleante y terminó detenido.

Otra que está en el camino de la pudrición, Lindsay Lohan, está también a un pie de volver a la prisión, por violar su libertad condicional. Ahora su abogado quiere persuadir al juez y proponerle que en lugar de ir a la prisión, trabaje como oradora motivacional… ¿What?, ay no se quién está más loco, si ella o su representante legal. ¿Qué motivación puede brindar esta mujer? Ella es la que la necesita, junto con una terapia permanente. Aunque nada le da resultado en su caso. Su gran amigo Charlie Sheen, ha hecho todo, bueno casi todo, por enderezar su camino y nada. En definitiva, no tiene remedio porque ella no quiere componerse.

Thalía y Tommy Mottola, llegaron muy frescos a Premios Lo Nuestro. Según ellos, siguen siendo el matrimonio más feliz del mundo, que se aman, se adoran y seguirán juntos hasta la eternidad y que de divorcio, nada que es un mero chisme. ¿Será? Tiempo al tiempo.

Lucero y Mijares desmintieron los rumores ochocientas mil veces por tres años y dijeron justo lo que Thalis y Tommy, y al final se divorciaron. Hablando de Thalía, pues dicen que ahora hará un musical nada más y nada menos que en Broadway, y que le está buscando una pareja para la historia. Entre la lista aparecen tres apetecibles nombres de galanazos: William Levy, Carlos Ponce —que por cierto ahora sí está solterito— y Chayanne. Estos personajes están siendo considerados —a excepción de Thalía que es un hecho que lo hará— para interpretar la vida musical de Gloria y Emilio Estefan en un musical que llevaría por título Do That Conga. Los productores son los mismísimos Estefan.

¿Y qué onda con… la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas? Se les olvidó, pero de plano y vergonzosamente, mencionar a la actriz Lupe Ontiveros —que murió el año pasado de cáncer— en el segmento In Memoriam en la pasada entrega de los Oscar. ¡Claro! como la pobre nunca fue la del gran cuerpazo de pelos amarillos y exuberante, sino por el contrario casi todos sus personajes fueron los de la chacha, pues ni quién se acordará de ella. Fue la sirvienta sí, pero a mucha honra, como ella misma lo dijo en muchas entrevistas, porque representó personajes que retrataban la vida digan de muchas migrantes latinas. Además, no tiene nada de malo. Lo malo es que la Academia que se dice “incluyente” la haya hecho a un lado. Pero no contaban con la fuerte voz de la comunidad latina que, cada vez ejerce más presión. ¿Qué tal? Las quejas y repudios de la comunidad latina, incluso de la familia de Ontiveros, tuvieron resultado porque para pronto que colgaron la foto de nuestra querida Lupe. Sin embargo eso no es suficiente. La “prestigiosa” Academia debería ofrecer una disculpa. A propósito, ¿dónde estuvieron nuestros héroes, actores latinos, como Salma Hayek, que no dijeron ni pío ante tal grosería?