Tras los votantes apáticos

Los candidatos a la alcaldía de Los Ángeles usan distintas estrategias para ganar electores
Tras los votantes apáticos
El candidato a la alcaldía de Los Ángeles, Emanuel Alberto Pleitez, hace una parada en su carrera para saludar a sus seguidores en Canoga Park, faltando días para las elecciones.
Foto: La Opinion / Aurelia Ventura

La sorpresiva carrera de cien millas que ayer emprendió el candidato latino a la Alcaldía Los Ángeles, Emanuel Pleitez, es el último esfuerzo en esta metrópoli para alentar la participación de los votantes, tradicionalmente apáticos en las elecciones locales.

“Es para que la gente se entere que habrá una elección. Todos dicen que la gente no sale a votar pero no hacen nada”, dijo Pleitez antes de iniciar un recorrido completará un día antes de la votación.

Ayer, su primer tramo abarcó algunos vecindarios del Valle de San Fernando, de Canoga Park a Mission Hills. Para el lunes habrá acumulado cien millas en los barrios colindantes al puerto de San Pedro.

De 1993 a 2009, la presencia de los votantes en las urnas bajó del 45% al 18%, pero en ese período se gastaron más de 34 millones de dólares en papeletas, propaganda, trabajadores electorales, etcétera. El costo base de la siguiente jornada es de 16 millones de dólares, informa el Secretario Municipal.

Y los aspirantes necesitan cada vez más dinero para difundir sus plataformas políticas. Los interesados en suceder al alcalde Antonio Villaraigosa han reunido unos 12.1 millones de dólares, siendo la tercera contienda más cara de los últimos años. En 2001, los candidatos recibieron $20.7 millones y en 2005 casi $15 millones, según reportes de la Comisión de Ética de la Ciudad.

En la presente carrera sólo dos aspirantes, el concejal Eric Garcetti y la contralora Wendy Greuel, han obtenido alrededor de 8.2 millones de dólares en contribuciones y se espera que sus arcas se inflen aún más cuando ambos compitan en una segunda vuelta, programada para el 21 de mayo.

Para atraer a más electores a las casillas el próximo martes, la campaña de Greuel está enfocada en el voto femenino, conservador, blanco y de mayor edad, pero sin descuidar a las minorías, en particular a los hispanos, que podrían definir el rumbo de la jornada. “Se ha desarrollado una agresiva estrategia en toda la ciudad para alcanzar a la comunidad latina”, aseguró su vocero Dan Loeterman.

Garcetti, en tanto, intenta atraer a los votantes menores de 30 años, un grupo que apenas constituyó el 9% en las elecciones para alcalde de 2001 y 2005. Parte de su estrategia ha sido echar mano de la popularidad de figuras de la industria del entretenimiento, como el músico Moby y los actores Salma Hayek y Will Ferrell.

En el sitio electrónico YouTube, los videos de Hayek y Ferrell respaldando al concejal han registrado más de 117,000 visitas en un mes, poco menos que el comercial de Greuel titulado “Cada niño”.

“Ayuda con los votantes que está buscando Eric Garcetti, que son los votantes jóvenes que consumen entretenimiento y que son una pieza importante de su base de apoyo”, explica Raphael Sonenshein, director del Instituto Edmund “Pat” Brown, sobre el impulso de Hollywood a la campaña del edil.

Una de las razones de la baja participación de los votantes, según la ex contralora municipal Laura Chick, es que los angelinos deben elegir alcalde unos meses después de hacerlo por representantes federales y estatales. “No sorprende que sólo una fracción de los votantes sufrague en marzo. Padecen de fatiga electoral”, señala Cick en una editorial publicada en un diario local.

Para cambiar el ánimo de los electores, el Ayuntamiento trata de agilizar el registro de voto por correo (una práctica que ha crecido en los últimos años) el mismo día de la elección y eliminar las segundas vueltas electorales, con el objetivo de ahorrar dinero de los contribuyentes.

A nivel nacional hay una campaña llamada “¿Porqué en Martes?”, que busca que las elecciones en todos los niveles se celebren los fines de semana, sin interferir con la jornada laboral de los estadounidenses.