Frente al reto de la tribu

Francona lleva a Indios la actitud de un ganador de 2 Series Mundiales

Frente al reto de la tribu
Terry Francona buscaba un desafío mayúsculo, parecido al que tuvo cuando llegó a Boston, y Cleveland le ofrece esa oportunidad.
Foto: AP

MIAMI.— Una vez que empezó a correrse la voz que su nombre sonaba para dirigir a los Indios de Cleveland, Terry Francona se encontró con varios conocidos que reaccionaban perplejos de que iba firmar con un equipo cuyo estrepitoso derrumbe en la segunda mitad de la pasada campaña le costó el puesto a Manny Acta.

No daban crédito que Francona, el dirigente que puso fin a la seguía de 86 años sin campeonatos de la Serie Mundial de los Medias Rojas de Boston, se instalaría en Cleveland. Después de todo, la última corona de los Indios en el Clásico de Otoño se remonta a 1948, la segunda sequía más prolongada en las mayores.

“Me decían, ‘¿Qué estas haciendo? ¿No será mejor esperar por un equipo para ganar'”, dijo Francona a MLB.com.

“Resulta que la gente que me preguntó eso no me conocía tan bien. Esta es la clase de reto que me gusta. No puedo garantizar que seremos campeones. Nadie puede hacer eso, pero me entusiasma hacer el intento”.

Toma las riendas de un conjunto que desde 1997 no se clasifica a los playoffs y que por segundo año consecutivo se desmoronó tras el Juego de Estrellas. El colapso del año pasado fue desolador, con una marca de 18-45 tras el 27 de julio.

Desde el primer momento, Cleveland tuvo en mente a Francona, un manager con experiencia y personalidad para conducir un plantel conformado en su mayoría por peloteros jóvenes.

Pero no se quedaron conformes con el nuevo piloto. Al invertir casi 120 millones en agentes libres, como Nick Swisher, Michael Bourn, Mark Reynolds y Brett Myers, fueron de los equipos más diligentes durante el receso de invierno.

El contrato firmado de Swisher, procedente de los Yanquis de Nueva York, es el más jugoso en la historia de la franquicia con un compromiso de cuatro años y 56 millones. Bourn firmó por cuatro años y 48 millones justo antes del inicio de la pretemporada.

Francona asegura que su plan no es hacer algo radical.

“No queremos inventar cosas”, dijo. “Nada más queremos ejecutar las jugadas un poco mejor que los demás rivales y hay margen para hacerlo”.

En resumidas cuentas, los Indios tienen un mejor equipo, pero su pitcheo es frágil y Francona podría encontrarse sumergido en aguas turbulentas.

Pero este un mánager feliz de volver al frente de un equipo que quiere haacer a su manera.

“No puedo predecir el futuro, pero me gusta el perfil de este equipo. Si caemos en una mala racha, entre todos saldremos del hoyo”, dijo Francona.