Privilegiado

Hollywood le da ventaja económica al distrito 13, pero la vivienda escasea

El emblemático lago y parque que dan nombre al barrio de Echo Park, un vecindario de alta población latina en el Distrito 13 de Los Ángeles.
El emblemático lago y parque que dan nombre al barrio de Echo Park, un vecindario de alta población latina en el Distrito 13 de Los Ángeles.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

El Distrito 13 de la ciudad de Los Ángeles es quizás el más privilegiado de esta metrópoli por contar dentro de su territorio con uno de los sitios turísticos más visitados, no solo de la Costa Oeste del país, sino de todo el mundo.

Cada año, más de 10 millones de turistas recorren el bulevar Hollywood de la calle Vine a Highland para caminar sobre el Paseo de la Fama y visitar el Teatro Dolby (anteriormente Kodak), hogar de los premios Oscar, y el llamativo centro comercial de la esquina de Hollywood y Highland.

Pero no solo es el turismo, sino la industria misma del entretenimiento, lo que hace de Hollywood un sector tan importante para la economía de Los Ángeles. En esta área existen más de 2,000 negocios, y se crean alrededor de 25,000 empleos fijos, principalmente en las industria del entretenimiento y del cuidado de salud.

Pero el territorio compuesto por 18 vecindarios que van desde Echo Park y Silver Lake hasta Koreatown y el Este de Hollywood conforma el distrito más diverso y multicultural de la ciudad. De acuerdo con los datos más recientes de la oficina administrativa de Los Ángeles, este cuenta con una población que supera los 247,000 habitantes, 54% de ellos de origen latino.

Estos tendrán que elegir de entre 12 candidatos a un concejal que llene el puesto que deja vacante Eric Garcetti, quien fungió como titular por 12 años y ahora aspira a la alcaldía.

Durante el mandato de Garcetti, el distrito ha vivido una revitalización de los negocios locales, desarrollo urbano y, —según el concejal saliente— una reducción de dos terceras partes en el índice de criminalidad.

Pero el distrito mantiene retos como que el 80 por ciento de su población no posee una propiedad, sino que alquila su vivienda. El ingreso promedio de los habitantes es de 25,000 dólares, con un 40 por ciento de niños viviendo en nivel de pobreza.

La población latina ha sido sin duda la más afectada por el problema de la vivienda accesible en los vecindarios de este distrito, particularmente en Hollywood, donde a pesar de un proyecto de desarrollo urbano de 1, 000 millones de dólares en 2002, las rentas se dispararon.

Según la Coalition for Economic Survival, se estima que en los últimos 10 años, unas 12,000 familias latinas habrían sido desplazadas del área por no poder pagar más el costo del alquiler de la vivienda.

“Han subido tanto las rentas en los últimos años que mucha gente, que llevaba años viviendo aquí se tuvo que ir”, contó Enriqueta Higuera, quien renta un departamento en l distrito hace 24 años.

“Es positivo y negativo a la vez. Están llegando a vivir muchos anglosajones y están sacando al latino de estos vecindarios. Los latinos también tienen derecho a vivir aquí”, opinó la madre soltera.

Los latinos se concentran principalmente en el barrio de Echo Park, donde la inseguridad y la posibilidad de que la juventud se involucre en pandillas es un peligro latente, según la vecina Anita Matus.

“Aquí no se puede estar tranquila como madre, porque nuestros hijos no tienen un ambiente positivo que les rodea”, dijo Matus.

El nuevo concejal tiene que “enfocarse más en la juventud, en ofrecerles oportunidades para una mejor educación, de empleo y de recreación”, concluyó la madre latina.

Algunos dueños de negocio y residentes de Echo Park esperan que el próximo concejal termine el proyecto del emblemático parque que da el nombre al barrio y que lleva casi dos años en remodelación.

A esto se le suman otras tareas para el nuevo concejal, entre las que destacan la urgente creación de empleos, acabar con la inseguridad, y ofrecer vivienda asequible.