Sabah y ‘Rafa’ salen lesionados

Los delanteros de Chivas abandonan el entrenamiento por dolencias musculares

GUADALAJARA, México.— Al término del acondicionamiento físico que realizó hoy el plantel del Guadalajara, el delantero Miguel Sabah abandonó la práctica para dirigirse a la enfermería con el kinesiólogo Luis Fosati.

Minutos después y al terminar un ejercicio con balón, Rafael Márquez Lugo se tocó el muslo izquierdo y se hizo a un lado de la cancha para evitar exigirse en los espacios reducidos.

Después de atender a Sabah, Fosati salió al campo, dialogó con el también atacante y ambos se internaron en la enfermería para iniciar con la rehabilitación.

De esta manera, Chivas, que comenzó el día con las bajas de Héctor Reynoso y Kristian Álvarez, continuó el entrenamiento con la ausencia de sus dos delanteros estelares, quienes son evaluados para determinar la gravedad de sus lesiones.

Los que hicieron todo el trabajo físico con el grupo fueron Jorge Enríquez y Luis Pérez, pero al momento de empezar el futbol en espacios reducidos, trabajaron por separado bajo la conducción del preparador Daniel Ipata.

A tres días de que visite a Pumas en Ciudad Universitaria, la única baja confirmada del Rebaño es la de Reynoso, quien sufre de una sobredistensión en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Desde la llegada de Benjamín Galindo a la dirección técnica del Guadalajara, los trabajos físico del equipo se han intensificado, luego de que el cuerpo técnico identificó la mala condición en la que se encontraba el equipo tras seis meses bajo las ordenes del grupo de holandeses encabezados por John van´t Schip.

El pasado martes, luego de un día de descanso tras el duelo ante León, el grupo tuvo una rutina de ejercicios físicos en el club de golf las Cañadas en donde todos los jugadores tuvieron un intenso entrenamiento que ayudaría al plantel a estar preparados para el duelo ante Pumas, que se jugará en un horario complicado y en donde Chivas necesita estar a tope para no resentir la altura y el calor de la capital mexicana. El trabajo de ayer también fue intenso.