Breves

Breves
Vista aérea de la Interestatal 405 norte, donde un tramo de 2.4 millas está siendo reconstruido por fases.
Foto: La Opinión - Archivo

No es exactamente un Carmagedón, pero se esperan retrasos y cierta congestion automovilística en un tramo de 2.4 millas de la Interestatal 405 vía norte a través del Paso Sepúlveda durante todo este fin de semana, como parte de un proyecto de construcción.

Desde la noche del viernes, la autopista se redujo de cinco a dos carriles entre Montana Avenue y la rampa de salida del Getty Center Dr. en el oeste de Los Angeles.

Los carriles en dirección norte se cerraron completamente de 1 a 6 de la mañana del sábado, y será otra vez 2 a 7 am del domingo y luego desde la medianoche hasta las 5 am del lunes.

El cambio de imagen de 55 horas es parte del proyecto de ampliación de Metro y el proyecto de carpool para tratar de reducir la congestión. El trabajo ha requerido dos cierres de fin de semana temporales de la concurrida carretera interestatal 405 – una en 2011 y otra en 2012 – que se conoció como Carmagedón I y II.

El Gobierno de Estados Unidos alertó a autoridades mexicanas sobre un recorte en el número de personal que atiende los cruces fronterizos de México hacia aquel País.

En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores divulgó un aviso en el que advierte a la población tomar precauciones, pues a partir de este domingo se podrían incrementar los tiempos para cruzar las garitas.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores ha sido notificada por el Gobierno de Estados Unidos que, como resultado de los recortes automáticos al presupuesto federal estadounidense, a partir del domingo se prevé puedan tener lugar de manera gradual mayores tiempos de espera en los cruces fronterizos entre ambos países en dirección sur-norte.

“En tanto persista este escenario, se recomienda a la población mexicana tomar las precauciones necesarias”, dio a conocer la Cancillería.

Una mujer de edad avanzada que estaba siendo atendidas en un centro de retiro en Bakersfield murió después que una enfermera en el centro se negó a realizar la reanimación cardiopulmonar a la mujer después de que ella se derrumbó, dijeron las autoridades.

Cuando la residente de 87 años de edad, de Glenwood Gardens colapsó, un miembro del personal llamó al 911, pero se negó a dar a la mujer los primeros auxilios, según informo la estación de televisión ABC23 de Bakersfield.

Al rechazar la insistencia del operador del 911 para que realizara la reanimación cardiopulmonar, se puede escuchar a la enfermera diciendo a la operadora que estaba en contra de la política del centro de retiro para realizar el procedimiento.

Una ambulancia llegó unos minutos después de la llamada y se llevó a la mujer a un hospital, donde fue declarada muerta más tarde. Ella ha sido identificada como Lorena Bayless, un residente de la instalación para ancianos.