Prueba parrilladas sin carne durante Cuaresma

Disfrute de este plato durante la Cuaresma
Prueba parrilladas sin carne durante Cuaresma
La parrilla no es sólo asar cortes de carne y otros derivados cárnicos.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO, D.F.— La función de una parrilla no es sólo asar cortes de carne y otros derivados cárnicos.

En época de Cuaresma los productos del mar, verduras y frutas se sellan en la rejilla para obtener el característico sabor al carbón.

Daniel Romero, chef ejecutivo del restaurante Bogavante, del Club Industrial de Monterrey, indica que cualquier producto puede entrar a la parrilla, hasta las lechugas.

“En cuanto a lechugas es mejor usar la orejona para este propósito. Siempre deben ser productos que contengan mucha agua en su composición”, señala.

Entre los mariscos se cuentan el pulpo, el camarón y el callo de hacha, además de pescados enteros o en filete, preferentemente de consistencia firme, colocados directo en la parrilla o en un soporte especial.

El chef recomienda parrillar vegetales, como espárragos, calabacitas y berenjenas. También se pueden cocinar trozos de nopal sin espinas, papa o camote enteros o rebanados, pimientos laminados, jitomates cherry enteros, elote, cebolla cambray entera y hongos grandes, como el portobello.

“Si la elección es una parrillada de frutas, éstas no deben estar demasiado maduras ya que pueden deshacerse con el calor y complicar su manipulación”, añade.

Una combinación sugerida la integran piña, ciruela, sandía, pera, mango e higo. Se pueden marinar con algún licor y especias en polvo, como clavo de olor, cardamomo, canela y anís estrella, además de un poco de azúcar.

“Las parrilladas se deben consumir de inmediato. No pasa nada si se recalientan, pero el resultado será un producto menos jugoso”, agrega.