Rivera confirma su retiro

El mejor cerrador de las Grandes Ligas se va al final de la temporada

Rivera confirma su retiro
Ante sus compañeros y acompañado de su esposa y su hijo, Mariano Rivera anuncia su adiós definitivo.
Foto: AP

TAMPA, Florida (AP).— El taponero panameño Mariano Rivera, de los Yanquis de Nueva York, anunció ayer que esta será su última temporada.

Rivera confirmó su decisión en el complejo primaveral.

Durante la semana circuló la versión de que se retiraría después de la temporada, y así lo anunció oficialmente a los medios de comunicación.

El lanzador derecho de 43 años tiene el récord de juegos salvados, 608, y ha contribuido a que los Yanquis ganaran cinco títulos de la Serie Mundial. Se le considera el mejor cerrador de todos los tiempos.

Rivera se perdió la mayor parte de la temporada el año pasado debido a un desgarro en la rodilla derecha durante prácticas a principios del mes de mayo.

Cuando se le preguntó cómo quería terminar su carrera, respondió: “Espero que mi último juego esté lanzando en la Serie Mundial. “Ganar la Serie Mundial sería mi ambición”, agregó.

Comenzó la conferencia de prensa agradeciendo a los Yanquis por haberle dado un nuevo contrato por dos años más hasta el 2015, lo que violaría una política del club de no negociar acuerdos nuevos antes de que expiren los anteriores.

“No es fácil tomar una decisión como esta”, dijo el panameño. “Después de este año estaré retirado. Ahora lo oyen de mi propia boca. Ahora es oficial”, manifestó.

Rivera dijo que se habría retirado al final de la última temporada de no haberse lesionado. “No quise irme así. Pensé que quería darlo todo”, explicó.

Mientras otros lo han proclamado el mejor taponero en la historia del beisbol de Grandes Ligas, Rivera no quiso atribuirse esa condición.

“No me siento el más grande de todos los tiempos. Soy un jugador de equipo”, afirmó. “Me gustaría ser recordado como un jugador que siempre estuvo para apoyar a los demás”.

Rivera no había lanzado en un juego de exhibición en esta primavera. Lo hizo ayer.

El doce veces All-Star cosechó un récord de 42 rescates en la postemporada con un promedio de efectividad de 0.70. Comenzó su carrera de Grandes Ligas en 1995 y siempre jugó para los Yanquis.

Rivera solo participó nueve veces en la temporada anterior antes de desgarrarse los ligamentos de la rodilla derecha el 3 de mayo, y el 12 de junio fue operado.

El brillante relevista de los Yanquis regresó a su Panamá natal esta semana por cuestiones personales. Su esposa y dos hijos lo acompañaron en la conferencia de prensa.

Rivera dijo que extrañaría el beisbol pero no los viajes largos y muchas noches de hotel.

Será el último jugador en usar la casaca número 42, que fue retirada para Jackie Robinson en 1997, pero que se permitió para los jugadores estelares que la estuvieran usando en ese momento.

“Ser el último en usar la número 42 es un verdadero privilegio. Un orgullo”, afirmó.

En cuanto al futuro, Rivera buscará tomarse algún tiempo junto con su familia después de la temporada. Cree que seguirá vinculado con el beisbol, quizás con las ligas menores.

“Decididamente estaré involucrado con el beisbol de algún modo, en algún aspecto del juego”, aseguró.