Intensa lucha

Combaten en norte de Damasco por el control de varios barrios clave
Intensa lucha
Daños causados por la caída de dos bombas lanzadas con morteros cerca del orfanato de Dar al Aman en Damasco, Siria, ayer.
Foto: EFE

BEIRUT, Libano.— Fuerzas gubernamentales sirias libraron ayer miércoles intensos combates con los insurgentes por el control de varios barrios clave en el norte de Damasco, dijeron residentes y activistas.

Además, un empleado de la Unión Europea fue muerto por un cohete durante un ataque contra un reducto de la oposición en el sur de la capital, dijo la UE.

Los rebeldes que quieren derrocar al presidente Bashar al Asad han intentado adentrarse en Damasco desde hace varias semanas, castigando los puestos de control del régimen y bases militares en la capital. Dispararon además morteros contra zonas residenciales y el principal estadio de futbol de la capital.

Ambas partes consideran Damasco el objetivo más importante de la guerra civil.

La agencia noticiosa estatal SANA dijo que dos proyectiles de mortero cayeron ayer cerca de un orfanato en el área capitalina de Al Boukhtyar, matando e hiriendo a varias personas.

No quedó en claro si algunas de las bajas ocurrieron en el orfanato.

La televisión gubernamental Al Ekhbariya mostró escenas de los ataques, con una casa y varios automóviles ardiendo.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos dijo ayer miércoles que los combates estaban centrados en los barrios capitalinos de Jobar y Barzeh.

Los residentes del área dijeron que durante la noche el cañoneo “estremeció los apartamentos” y aterrorizó a los residentes.

Un vehículo cargado de explosivos fue detonado frente a una comisaría policial en el barrio de Khan Sheih, al oeste de Damasco, dijo el Observatorio. El grupo, con sede en Londres, agregó que hubo intensos combates tras el atentado, pero sin que circularan informes de bajas.

La lucha arreció igualmente en otras ciudades sirias, incluyendo Homs, donde los soldados gubernamentales castigaron las posiciones insurgentes con artillería y bombardearon el distrito de Baba Amr, un antiguo reducto insurgente que la oposición ha intentado capturar los últimos días.