LA VÍBORA

LA VÍBORA
Lugar del accidente de Jenni Rivera.
Foto: EFE

¿Una demanda por muerte injusta? Eso dicen los abogados que están demandando a la empresa de Jenni Rivera. No les digo, todos quieren hacer leña del árbol caído. Y los abogados, de plano, se están viendo como verdaderos buitres. Aunque era evidente que las demandas a Jenni Rivera Enterprises llegarían por escalada, los motivos son los que sorprenden. La familia del piloto que dirigía la nave donde viajaba la Diva de la Banda, demandaron por considerar que fue una muerte injustificada, debido a la negligencia de la empresa propietaria del avión y de la empresa de la cantante ¿What?, así como lo oyen. Que dizque porque la empresa de Jenni sabía de la mala condición del avión. Esto sí está de telenovela: una cosa es que supieran los antecedentes técnicos del avión, incluso que en algún momento tuvo un desperfecto que fue reparado sin provocar más incidentes, y otro, el motivo de la acusación. ¿Usted cree que Jenni se hubiera montado en la nave sabiendo que estaba mal, que su vida estaba en riesgo? De ser así, hubiera sido un suicidio y esta palabra ni en las etapas más amargas de la diva se le cruzó por la mente o al menos nunca lo dijo. Pero de lo que sí estoy segura, es que siempre enfrentó cualquier situación. La familia Rivera no ha dicho nada sobre ninguna de las demandas ¿Será que habrá más, igual de incongruentes como ésta?

Estoy realmente triste, y no es por mí, es por mi querida Alejandra Guzmán. Dicen las lenguas largas más que yo, que está moqueando y lagrimeando porque el amor de su vida le puso el cuerno, ¡maldito!, ¡maldito!. El doctorcito del que vivía eternamente enamorada y con quien estaba casi a punto de casarse, le resultó mujeriego, parrandero y sabrá Dios qué más. El caso es que le rompió el corazón y seguro a la Guzmán le costará trabajo levantarse de la recaída, porque muchas veces lo dijo, parte de su recuperación la sostuvo en el apoyo del ‘doc’, como ella lo llamaba.

Otra que quizá se quede triste sin novio es Adamari López: su bailarín tendrá que venir a radicar unos días a Los Ángeles para concursar en un programa televisivo. Aunque sinceramente no creo que esté tan triste. Realmente, esa relación no tiene futuro. Se me hace que Ada solo lo tiene ahí para consolarse, porque ese amor ni siquiera le ha dado ánimo para bajar de peso, por el contrario cada día se ve más gorditar.

¿Y qué onda con… Sofía Vergara? ¿Qué le pasa a la bella colombiana, que quiere tener un hijo pero en la barriga de otra? Lo que me han dicho otras viboronas y por lo que he leído, no es que se sienta una cuarentona vieja, ni porque no quiera descomponer su hermosa figura. Supuestamente es porque no tiene tiempo, que este año está tan ocupado con muchos proyectos en cine, televisión y sus negocios personales, que no le da tiempo. Dudo que Sofía ponga eso como pretexto, pero si es asi, ¡qué tontería!