Hacen “jaque mate” en la Rudy Lozano (Fotos y video)

Estudiantes financian sus estudios y amplían su capacidad intelectual aprendiendo a jugar ajedrez en la biblioteca Rudy Lozano.
Hacen “jaque mate” en la Rudy Lozano (Fotos y video)
Juan Pablo Ávalos y Lauro Nava juegan ajedrez en la biblioteca Rudy Lozano desde la escuela primaria.
Foto: Irene Tostado / La Raza

Chicago.- En el ajedrez está prohibido arrepentirse porque cada movimiento es crucial y definitivo.

Juan Pablo Ávalos, de 25 años, considera cada posibilidad antes de mover una de sus 16 piezas sobre el tablero, porque sabe bien que una mala jugada puede costarle el juego.

Antes de graduarse de la secundaria Benito Juárez, Ávalos ya había ganado más de $10,000 en premios debido a su afán de aniquilar a todos los oponentes que amenazaban con darle ‘jaque mate’ a su rey.

Todos los jueves, Ávalos y un grupo de hasta 30 jóvenes llegan de Pilsen, La Villita, Gage Park, Brighton Park, Hyde Park, las Empacadoras y Cicero, para afinar sus destrezas en el ajedrez.

Los muchachos compiten a un nivel profesional en la biblioteca Rudy Lozano. La más joven del grupo es una niña de cuatro años y los hermanos Francisco Mota, de 11 años, y Manuel Mota, de nueve años.

SUMERGIDOS EN EL AJEDREZ

“Puede estar acabándose el mundo y no me doy cuenta porque me olvido del exterior y pienso solamente en las consecuencias y qué puede pasar si muevo una pieza”, explicó Ávalos, quien financió sus estudios universitarios con los premios que ha recibido desde los 13 años.

Hace cuatro años, Ube Leopoldo, de descendencia filipina, viajó en bicicleta desde su casa, en el barrio de las Empacadoras, hasta la biblioteca para practicar con Héctor Hernández, el director de la biblioteca y el líder del club de ajedrez ‘Knight Moves Chess Club’.

El año pasado, a la edad de 18 años, Leopoldo empató en el primer lugar en el torneo ‘Mid-America Open’.

A los cuatro años Cristian Peña, de la secundaria Whitney Young, ya estaba jugando con las piezas de ajedrez de su papá. En el 2012 ganó una beca de $12,000 en el torneo que organizan cada año las Escuelas Públicas de Chicago.

Lauro Nava, de 18 años, acaba de regresar del Campeonato Nacional de Ajedrez en Guanajuato, México, y planea convertir su pasatiempo en una vocación de tiempo completo. “Es una forma de aprender disciplina y análisis desde una temprana edad”, dijo Nava, de padres guerrerenses.

DISCIPLINA Y ANÁLISIS

Los torneos de ajedrez se han convertido en la forma estándar de aumentar el rendimiento escolar de los alumnos en algunos países.

Por ejemplo, desde el 2011, el currículo del segundo, tercer y cuarto grado de las escuelas de Armenia ha sido enriquecido con clases de resolución de problemas y ajedrez.

“Aprenden a calcular y a ser más organizados; sobre geometría, modales; y también desarrollan su memoria”, explicó Hernández, quien durante 20 años consecutivos ha entrenado al equipo de la Rudy Lozano y es el anfitrión del Campeonato Latino de Ajedrez de Chicago.

Según los resultados del ‘Proyecto Aprender a Pensar’, un estudio realizado en Venezuela entre 1980 y 1990, los estudiantes que juegan ajedrez “realizan procesos mentales que incrementan progresivamente su capacidad para tomar decisiones y resolver problemas”.

Para los niños, es buena práctica para la vida real, donde tendrán que tomar decisiones que impactarán el resto de sus vidas.

En Chicago, la Chess Academy Foundation utiliza el ajedrez como una herramienta para enseñarles a jóvenes a aprender a leer, escribir y pensar.

Y en todos estos años, los alumnos de Hernández han logrado posicionarse entre los profesionales de más alto nivel en Chicago y son reconocidos nacionalmente por la Federación Estadounidense de Ajedrez.

DATO EXACTO

Cursos de ajedrez

Biblioteca Rudy Lozano, 1805 S. Loomis St.

Jueves, 6 pm; Sábados, 11 am

Para informes: (312) 746-4329