Presupuesto poco serio

Eliminar el Obamacare no es un plan razonable para controlar los gastos

La reforma de seguro médico conocida como Obamacare, ya está beneficiando a millones de estadounidenses. Sin embargo la eliminación de esta ley permanece como una prioridad republicana en el Congreso.

Cómo explicar sino, que el nuevo plan de gastos presentado ayer por el congresista Paul Ryan, quien preside el Comité de Presupuesto de la Cámara Baja, esté construido basándose en la idea de eliminar el Obamacare, además de cambiar la estructura del programa de salud Medicaid.

Parecería que el rechazo de los votantes a la propuesta de eliminar la reforma de salud manifestada en la pasada elección presidencial no fue suficiente. Al menos se podría pensar que Ryan, quien integró como vicepresidente la derrotada fórmula presidencial republicana, habría comprendido el mensaje del electorado.

Pero es evidente que no fue así. Esta nueva propuesta se suma a los 33 intentos anteriores en la Cámara Baja, impulsados por legisladores afines al Tea Party, para eliminar, quitarle fondos o reducir la reforma médica en los últimos dos años.

La propuesta de Ryan es un ejemplo de perseverancia que carece de todo sentido útil. Nadie, ni siquiera el conservador más optimista puede creer que exista la posibilidad eliminar el Obamacare con el presidente Obama en la Casa Blanca.

Eso sólo podría ser posible si los republicanos tuvieran el control de ambas cámaras legislativas y de la Presidencia. Algo que seguramente no sucederá hasta el 2017 , y tampoco más tarde si la prioridad partidaria sigue siendo eliminar la cobertura médica y las protecciones que millones de estadounidenses ya están gozando.

Lo peor de todo es que este presupuesto debería iniciar el proceso para obtener un plan de gastos federal en las próximas semanas para evitar un cierre del gobierno. La propuesta de Ryan, tal como está presentada, es una falta de seriedad y de credibilidad, que solo puede ser comprendida en el cerrado universo ideológico de la Cámara de Representantes.