Cardozo y Jackson Martínez, cara y cruz de la jornada liguera en Portugal

FUTBOL PORTUGAL/LATINOAMERICANOS
Cardozo y Jackson Martínez, cara y cruz de la jornada liguera en Portugal
El colombiano del Oporto Jackson Martínez. EFE/Archivo

Lisboa, 17 mar (EFE).- En el duelo de artillero que se libra en la Liga portuguesa, la cara fue esta jornada para el paraguayo Oscar Cardozo, que anotó de penalti su decimosexto gol, mientras que la cruz fue para el colombiano Jackson Martínez, cuyo error desde los once metros dejó a su equipo con dos puntos menos.

Ambos fueron protagonistas este fin de semana en Portugal, marcado por el inesperado empate del Oporto frente al Marítimo fuera de casa (1-1), lo que sumado a la goleada del Benfica contra el siempre correoso Vitória de Guimaraes (0-4) amplía su ventaja en el liderato de dos a cuatro puntos.

La frustración era visible en el rostro del colombiano nada más errar el lanzamiento -es el tercero que falla este año-, aunque aun así continúa como pichichi de la Liga, con 23 tantos.

Su compatriota James Rodríguez volvió a jugar hoy como titular fue suplente en el duelo de Liga de Campeones con el Málaga y estuvo en el campo los noventa minutos, durante los que además hizo el gol de su equipo.

El Oporto tuvo oportunidades para lograr los tres puntos pero hoy estuvo más desafortunado que de costumbre.

Una excepción fue el lateral brasileño Danilo, que provocó el penalti e hizo varias jugadas de mérito por su banda.

En el Benfica, Cardozo fue el encargado de abrir el camino de la victoria para su equipo al aprovechar desde los once metros una falta dentro del área cometida sobre el brasileño Lima.

El paraguayo, que tuvo ocasión de ampliar su cuenta particular, fue amonestado con tarjeta amarilla por responder al lanzamiento de petardos al campo por parte de la afición rival con gestos ofensivos.

El argentino Garay dio muestras de su calidad técnica al hacer el segundo tanto con un sombrero sobre el portero, y su compatriota Salvio se encargó de marcar el tercero tras recibir un pase de Enzo Pérez y sortear al guardameta contrario.

El Guimaraes puso las cosas difíciles para los lisboetas hasta la expulsión del lateral brasileño Kanu en el minuto 60 por doble amarilla.

En el resto de encuentros ligueros en Portugal, también brilló el centrocampista brasileño Carlos Eduardo, del Estoril, quien anotó el segundo gol del triunfo de su equipo, una de las mayores sorpresas del campeonato y que con estos tres puntos va quinto en la tabla.

Los argentinos Marcos Rojo y Fabián Rinaudo fueron los dos únicos representantes latinoamericanos en el once titular del Sporting de Lisboa, aunque el extremo peruano Carrillo se incorporó a falta de 15 minutos para el final del duelo contra el Vitória de Setúbal, y que terminó con triunfo de los “leones” (2-1).

Peor fortuna tuvo el uruguayo Pablo Olivera, que fue expulsado con roja directa apenas 17 minutos después de haber entrado en el terreno de juego por una agresión sobre un rival, aunque su equipo, el Moreirense, se llevó igualmente la victoria.

El delantero peruano Paolo Hurtado, del Pacos de Ferreira -cuarto en la tabla-, comenzó de inicio el encuentro con el Olhanense, aunque fue sustituido en el minuto 66.