Debuchy, baja frente a España, Deschamps convoca al marsellés Fanni

FÚTBOL FRANCIA: MUNDIAL 2014 FÚTBOL FRANCIA: MUNDIAL 2014
Debuchy, baja frente a España, Deschamps convoca al marsellés Fanni
El centrocampista de Francia, Mathieu Debuchy (i), en un lance con el jugador Serguio Busquets durante el partido correspondiente a los cuartos de final de la Eurocopa 2012. EFE/archivo

París, 18 mar (EFE).- El defensa Mathieu Debuchy ha causado baja para los dos próximos encuentros de Francia, contra Georgia y contra España, por lo que el seleccionador ha convocado al marsellés Rod Fanni para sustituirle.

París, 18 mar (EFE).- El defensa del Arsenal Laurent Koscielny es uno de los amenazados por la llegada del madridista Raphael Varane a a la selección francesa, pero el jugador, que cuenta ya con ocho apariciones con la camiseta “bleu” no lo siente como algo negativo.

Debuchy, que milita en el Newcastle inglés, sufre un problema en la pierna derecha, por lo que dejará la concentración francesa que prepara los duelos contra Georgia, el próximo viernes, y frente a España, cuatro días después, valederos para la fase de clasificación del Mundial de 2014.

“La llegada de Varane es una buena competencia. Nos va a obligar a ser mejores en la selección y con el Arsenal. Es positivo para los otros centrales”, aseguró el central, de 27 años.

Deschamps ha convocado a Fanni, un experimentado defensor de 31 años que cuenta con cinco partidos internacionales, el último de ellos en agosto de 2010.

Lo cierto es que Koscielny aparece como el más amenazado de todos por la irrupción de Varane.

Se trata de un jugador poco habitual en las listas del actual seleccionador, lo que pone de manifiesto los problemas para encontrar un lateral derecho de confianza para respaldar al parisiense Christophe Jallet, que acaba de recuperarse también de una lesión.

Juegan en la misma posición y su temporada con el Arsenal no está siendo demasiado buena, a la imagen del club que dirige Arsene Wenger.

Deschamps tampoco puede contar con Bacary Sagna, lesionado en una rodilla, ni con Antonhy Reveillère, con dolores musculares.

El jugador afirmó preparar el encuentro contra Georgia con serenidad, sin preocuparse por su posición en el equipo.

El seleccionador había hecho una lista de 24 jugadores, frente a los 23 que puede inscribir, en previsión de alguna lesión.

Afirmó sentirse muy cómodo con el parisiense Mamadou Sakho, el único defensor que ha estado en todos los partidos dirigidos por el actual seleccionador, Didier Deschamps.

El hecho de que el lesionado sea un lateral derecho, lo que le dejaba como única opción a Jallet, le ha llevado a llamar a Fanni.

“Tanto fuera como dentro del campo tenemos una buena relación. Me siento muy bien a su lado”, señaló.

Deschamps indicó que el resto de los jugadores ha llegado bien durante el día al centro de entrenamiento de la selección francesa en Clairefontaine, a las afueras de París.

El otro postulante al puesto de central es el jugador del Newcastle Mapou Yanga Mbiwa, asociado en los primeros partidos de Deschamps a Sakho, pero que en los últimos ha quedado un tanto relegado.

Había dudas sobre el estado de salud del parisiense Jérémy Ménez, pero ha sido examinado por los médicos y su estado es satisfactorio.

En la concentración francesa en Clairefontaine, a las afueras de París, también compareció el atacante Loic Remy, que vuelve a la selección tras varios meses de ausencia por problemas físicos.

Lo mismo sucede con el jugador del Bayern de Múnich Frank Ribéry, que tras sufrir un golpe en el tobillo izquierdo que le mantuvo varios días sin entrenamiento, volvió a ejercitarse ayer, domingo.

“Es una alegría estar aquí. Tengo ganas de hacerlo bien y de ayudar al equipo a clasificarse para el Mundial”, indicó el futbolista del Queens Park Rangers.

Deschamps destacó en rueda de prensa la importancia de “gestionar el esfuerzo” en dos partidos tan diferentes.

Deschamps dejó entrever el pasado viernes que la convocatoria de Remy se debe a su velocidad, que puede ser importante sobre todo en el encuentro contra España, donde los de Vicente del Bosque llevarán la iniciativa del juego.

Agregó de que hay cuatro jugadores que están a una tarjeta de la suspensión (Cabaye, Matuidi, Koscielny y Gonalons), lo que también debe ser tenido en cuenta pensando en el partido contra España.

El jugador, por su parte, afirmó estar deseando dar su contribución al equipo, pero reconoció que llega a un grupo que ya está bastante formado.

El seleccionador indicó que ha estudiado “minuciosamente” el juego de Georgia, el único que le preocupa por el momento y señaló que aguarda “un equipo ultradefensivo”, como sucedió frente a España en septiembre pasado.

“En este grupo ya hay mucho trabajo hecho y yo empiezo poco a poco. Voy a descubrir las exigencias del seleccionador y trataré de aportar todo lo que pueda”, afirmó.

“Es un equipo que vendrá al Estadio de Francia para defender bien. Tenemos que buscar las soluciones para tener ocasiones”, aseguró.

Deschamps aseguró que aprovechará los próximos días para estudiar el estado de sus jugadores y señaló que es demasiado pronto para saber quiénes serán los titulares.

Una reflexión que también es válida para el madridista Raphael Varane y el juventino Paul Progba, de 19 y 20 años y reclamados por la prensa como titulares.

“Algún día tendrán que debutar. Siempre hay un riesgo en el partido de debut. Visto el rendimiento que Varane ha mostrado con el Real Madrid no tengo inquietud sobre sus prestaciones. Ahora está en el contexto de la selección, que siempre es diferente, pero creo que es capaz de afrontar partidos de este tipo”, dijo.

Agregó que Varane “tiene menos experiencia que otros” y “ha jugado menos con el resto del equipo”, pero señaló que todavía no ha decidido su once inicial para el duelo contra Georgia.

Progba, que cumplió 20 años el pasado viernes, “se ha incorporado con un poco más de emoción al grupo, porque era su primera vez”, indicó el seleccionador.