Más goles decisivos y la selección reafirman el mejor momento de Diego Costa

FÚTBOL AT. MADRID
Más goles decisivos y la selección reafirman el mejor momento de Diego Costa
El delantero brasileño Diego Costa (i) bate el portero de Osasuna Andrés Fernandez en el encuentro que jugó el Atletico de Madrid en el estadio Reyno de Navarra, en Pamplona, correspondiente al 28 jornada de liga de primera division. EFE

Madrid, 18 mar (EFE).- Un protagonismo indiscutible en su equipo, el Atlético de Madrid, y su reciente estreno en una convocatoria de la selección brasileña afianzan el mejor momento de Diego Costa en el conjunto rojiblanco, demostrado con más goles decisivos, como los que marcó este domingo en el triunfo ante Osasuna en Pamplona (0-2).

En una extraordinaria forma física, su potencia, velocidad y desmarques, unidos a una intensidad altísima, a su pelea por cada pelota y a una fortaleza imponente, pero, sobre todo, un papel fundamental en el equipo, ya sea con goles o con asistencias, le han dado un rol muy importante en el esquema de Diego Pablo Simeone.

“Tiene que seguir creciendo. Está en un buen momento. Le hemos hecho jugar escorado a la banda izquierda y lo hizo muy bien. Ojalá pueda seguir creciendo”, destacó el entrenador argentino, minutos después de ganar en el Reyno de Navarra con dos goles más de Diego Costa, segundo máximo anotador del Atlético en este ejercicio.

La confianza del técnico es total en el ariete, que partía como suplente al inicio del curso, el pasado verano, pero que, semanas después, ya era fijo en el once por su rendimiento. Le ganó el pulso por la titularidad a Adrián López y, cada jornada, es una pieza básica en el equipo inicial de Simeone, tanto, incluso, como el colombiano Radamel Falcao.

En 24 partidos oficiales de esta temporada, con un total de 2290 minutos disputados, ha logrado quince tantos, siete de ellos en la Copa del Rey, de la que es el mejor goleador en esta campaña y ha liderado la travesía del conjunto rojiblanco hasta la final del próximo 17 de mayo contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Sus dos goles más recientes los anotó ayer en Pamplona. Ningún jugador del Atlético ha batido más veces la portería de Osasuna en el estadio El Sadar: cinco dianas en dos visitas. “Siempre nos la arma. Es el que sustenta en ataque y saca las castañas del fuego al Atlético”, dijo José Luis Mendilibar, técnico del equipo navarro.

Fueron dos goles claves para su equipo, como los que consiguió en Liga ante el Betis en el Vicente Calderón (1-0) o en la remontada en el Benito Villamarín (2-4). También en las eliminatorias de octavos, cuartos y semifinales de la Copa del Rey: con dos ante el Getafe, uno al Betis y tres de los cuatro de su equipo contra el Sevilla.

“Está muy centrado y muy metido. Hay que seguir aprovechándolo. Está a un nivel de forma espectacular y eso nos beneficia a todos. Diego nos ayuda a hacer las cosas bien”, explicó Koke Resurrección, asistente en los dos tantos de anoche del brasileño, que terminó el partido lesionado en el tobillo y fue sustituido en el minuto 74.

El primer diagnóstico, un esguince de grado 1-2 en el tobillo izquierdo, no le impide concentrarse con Brasil para los encuentros amistosos contra Italia, el día 21 en Ginebra, y Rusia, el 24 en Londres. Es su primera aventura con la selección, un estreno con el que ha soñado Diego Costa, de 24 años y ya afianzado en el Atlético.

El camino hacia el éxito actual no ha sido sencillo para el delantero. Fichado del Sporting de Braga en enero de 2007, el atacante no disputó un partido oficial con el Atlético hasta tres años y medio después, en el curso 2010-11. Antes fue cedido al Celta (2007-08), al Albacete (2008-09) y al Valladolid (2009-10).

En 2010-11, con Quique Sánchez Flores como técnico, regresó al Atlético. Salió vencedor del debate en el club sobre la elección para la última plaza de extracomunitario de la plantilla entre él y el argentino Eduardo Salvio, que se fue cedido al Benfica. Jugó 39 choques, 19 de ellos como titular, y logró siete goles.

Una grave lesión de rodilla al siguiente verano, rotura del ligamento cruzado anterior, obstaculizó de nuevo su progresión. Estuvo seis meses de baja y, en enero, fue cedido al Rayo Vallecano, con el que jugó 16 encuentros y acumuló diez goles, antes de volver al Atlético para esta temporada, la mejor de Diego Costa en España.