Republicanos apoyan plan migratorio para ganar popularidad

El Comité Nacional Republicano informó sobre una gestión de $10 millones que intentará acercarse a las minorías en los próximos meses
Sigue a La Opinión en Facebook
Republicanos apoyan plan migratorio para ganar popularidad
"La creencia de que somos el partido de los ricos desgraciadamente sigue aumentando", dijo el presidente del CNR Reince Priebus.
Foto: AP

WASHINGTON — El Comité Nacional Republicano respaldó oficialmente hoy la reforma de la ley de inmigración y describió un plan de $10 millones para tender una mano a las minorías raciales y sexuales — entre ellos los gays — a fin de hacer al Partido Republicano más “hospitalario e inclusivo” entre los electores que votaron masivamente por los demócratas en 2012.

En un informe difundido hoy, el CNR dijo que la forma como el partido comunica sus principios no tiene amplia difusión, por ello esos grupos creen que el partido tiene “estrechez de miras, no está en contacto con la realidad y es un ejemplo de viejos engreídos.

“La creencia de que somos el partido de los ricos desgraciadamente sigue aumentando”, dijo el presidente del CNR Reince Priebus, en un discurso pronunciado esta mañana.

Para ampliar su popularidad, el partido debe extenderse a las minorías y otros, según el informe. “Debemos abrazar y defender una reforma de inmigración amplia. Si no lo hacemos, el atractivo de nuestro partido seguirá disminuyendo”.

Los líderes del partido han elaborado decenas de recomendaciones tras la derrota electoral del año pasado. El informe pide además a los republicanos que adopten una actitud más dura ante las corporaciones, enmienden las leyes de recaudación política en Washington y las capitales estatales y reduzcan a la mitad los debates de los candidatos en las primarias presidenciales del 2016.

“Cuando los republicanos perdieron en noviembre, fue un aviso”, dijo Priebus.

Republicanos trabajarán por el acercamiento a las minorías

El empeño del Comité Nacional Republicano de tender una mano a las minorías raciales quizá sea el cambio más visible en los próximos meses.

Priebus piensa enviar centenares de activistas a sueldo a las poblaciones de hispanos, negros y asiáticos de todo el país antes de fines del tercer trimestre, una gestión de $10 millones que intentará igualar la campaña nacional del president Barack Obama.

El CNR impulsará además una campaña de “tolerancia y respeto” en el debate de la inmigración.

“Debemos acudir a las comunidades en las que los republicanos no van generalmente”, indicó el informe. “Debemos hacer campaña entre los estadounidenses hispanos, negros, asiáticos y gays y demostrar que nos importan”.

Algunos republicanos, entre ellos el senador Marco Rubio, trabajan por una reforma de inmigración bipartidista que seguramente incluirá a la postre la ciudadanía de los inmigrantes ilegales — la llamada “amnistía”. La comentarista conservadora Ann Coulter criticó el fin de semana esa idea en la Conferencia de Acción Política Conservadora.

“Si prospera la amnistía, Estados Unidos será como California y ningún republicano volverá a ganar una elección nacional”, dijo Coulter.