Diego Costa es la sorpresa en Brasil

Felipao 'madruga' a España ante un eventual llamado del atacante
Diego Costa es la sorpresa en Brasil
Diego Costa cumple una gran campaña con Atlético de Madrid, y 'Felipao' lo convocó para dos partidos amistosos en esta semana.
Foto: AP

MADRID (EFE).— Un protagonismo indiscutible en su equipo, el Atlético de Madrid, y su reciente estreno en una convocatoria de la selección brasileña afianzan el mejor momento de Diego Costa en el conjunto rojiblanco, demostrado con más goles decisivos, como los que marcó este domingo en el triunfo ante Osasuna en Pamplona (0-2).

En una extraordinaria forma física, su potencia, velocidad y desmarques, unidos a una intensidad altísima, a su pelea por cada pelota y a una fortaleza imponente, pero, sobre todo, un papel fundamental en el equipo, ya sea con goles o con asistencias, le han dado un rol muy importante en el esquema de Diego Simeone.

“Tiene que seguir creciendo. Está en un buen momento. Le hemos hecho jugar escorado a la banda izquierda y lo hizo muy bien. Ojalá pueda seguir creciendo”, destacó el entrenador argentino.

Sus dos goles más recientes los anotó ayer en Pamplona. Ningún jugador del Atlético ha batido más veces la portería de Osasuna en el estadio El Sadar: cinco dianas en dos visitas. “Siempre nos la arma. Es el que sustenta en ataque y saca las castañas del fuego al Atlético”, dijo José Luis Mendilibar, técnico del equipo navarro.

El primer diagnóstico, un esguince de grado 1-2 en el tobillo izquierdo, no le impide concentrarse con Brasil para los encuentros amistosos contra Italia, el día 21 en Ginebra, y Rusia, el 24 en Londres. Es su primera aventura con la selección, un estreno con el que ha soñado Diego Costa, de 24 años y ya afianzado en el Atlético.

Fichado del Sporting de Braga en enero de 2007, el atacante no disputó un partido oficial con el Atlético hasta tres años y medio después, en el curso 2010-11. Antes fue cedido al Celta (2007-08), al Albacete (2008-09) y al Valladolid (2009-10).

Por ahora, Costa vive un presente soñado, con una convocatoria que lo pone en la misma línea de grandes estrellas como Neymar, Thiago Silva, Robinho, Kaká y Lucas Moura.