La magia continúa en Aulani

El resort de Disney en Hawaii, Aulani, se prepara para el verano
La magia continúa en Aulani
El resort de Aulani en Oahu es un destino creado pensando especialmente en las familias.
Foto: Disney Destinations

Aquellos que hayan tenido ocasión de viajar al Walt Disney World Resort en Florida, quizás hayan recorrido los mundos salvajes de Animal Kingdom. Y en California, en Disneyland, el visitante puede disfrutar de un área donde los edificios toman posturas extrañas y coloristas: Mickey’s Toontown.

Hace ya un año y medio, la compañía abrió las puertas de un nuevo resort, Aulani, en las cercanías de Honolulu.

Todos estos lugares —que combinan fantasía, magia y espectáculo— provienen de la mente creativa de los artistas en Walt Disney Imagineering y, en especial, del afable Bo Bolanos, su principal diseñador conceptual.

Walt Disney Imagineering (WDI) tiene departamentos creativos a cargo del diseño, creación y construcción de los parques de atracciones, espectáculos, centros recreacionales, cruceros y demás propiedades de la compañía Disney: desde la primera reunión para decidir qué atracción debe remodelarse hasta la inauguración del más reciente complejo turístico, todo cae bajo el manto de esta división.

Bo Bolanos detalló cuál es el proceso creativo que conduce a la introducción de shows como World of Color en Disney California Adventure, al lanzamiento de resorts como Aulani, a renovaciones como Star Tours: The Adventures Continue en Disneyland y al diseño de cruceros como el Disney Fantasy.

¿Cuál es la diferencia entre diseñar una atracción para un parque y crear un complejo turístico como Aulani, enmarcado en un lugar con su propia cultura?

Hay que tener en cuenta que estamos lejos de los parques, pero es una propiedad de Disney. Se trata de un nuevo destino. Hay que encontrar lo que es un punto común. Se trata de hablar con la gente local, con asesores culturales, con el fin de encontrar qué tenemos en común. La compañía Disney siempre se ha basado en contar historias. Eso es lo que hacemos. Y también Hawaii: hay cuentos, leyendas, tradiciones… Y algo que también tenemos en común es que Hawai está fundamentada en la familia. Son gente que se guían por la familia. Y la compañía Disney también. […] No se trata de que Disney controle el diseño, sino [de encontrar] denominadores que sean útiles de combinar para ese diseño.

Lléveme al día en que le llamaron y le dijeron: ‘Disney. Hawaii. Hotel’.

Fue un día feliz por muchas razones. La primera… ¡Hawaii! La oportunidad de estar aquí, eso es fantástico. Dos, siempre he estado obsesionado por Asia. He viajado al sureste asiático, Camboya, Nepal… durante los últimos 20 años. Y Hawaii siempre ha sido mi punto de retorno. Cuando voy a Nepal, paso un par de semanas allí, escalo el Himalaya y después, el retorno siempre es quedarme en Hawaii unos días y descansar. Y también estudiar la cultura, algo que he hecho antes de formar parte de este proyecto. Y lo tercero es que mi carrera en Disney ha sido al lado de Joe Rohde [vicepresidente senior de WDI] y ahora a cargo del desarrollo creativo de Aulani. Eso fue muy útil para mí, porque él es de Hawai… Fue un desafío porque no se trató solo de diseñar algo que está lejos de los parques y está guiado por [un interés] cultural, sino que también es algo que es muy especial para el directivo para quien trabajo.

¿Cuál diría es el elemento más importante que emerge de un complejo como Aulani?

La atención al detalle es muy importante porque queríamos formar parte de un lugar donde nunca habíamos tenido ningún negocio, un destino en el que queríamos ser bienvenidos por su gente. Aulani es para la gente de Hawaii, hecho por la gente de Hawaii. De ahí nuestra relación con asesores culturales locales, con artistas de aquí, con universidades y museos, para que nos guiaran por la arquitectura del lugar, por el ambiente… para sentirlo. Hawaii es uno de los pocos lugares del mundo que aún es una cultura viviente: sus valores, su arte bebe aún del pasado. No han perdido sus tradiciones, que mantienen en el presente y que nos dan una idea de lo que será en el futuro.

Usted es un arquitecto de sueños…

Mis [estudios] son en arquitectura, pero dejé la arquitectura hace 20 años, cuando empecé a trabajar para Disney. Y digo esto de la mejor forma posible. Porque trabajar en WDI me permite participar en [la creación] de edificios, en trabajar con artistas, en diseñar una mesa o una silla… No es solo hacer un edificio: hay que diseñar un lugar. Somos hombres del renacimiento, porque esto nos permite hacer cosas que en apariencia no deberíamos.