Piden justicia en caso de policía ebrio (Fotos)

Residentes de Chicago y alrededores se reunieron en La Villita para pedir justicia por los dos jóvenes que murieron en un accidente automovilístico en Lake Shore Drive.
Piden justicia en caso de policía ebrio (Fotos)
Decenas de personas se reunieron para una vigilia en la intersección de las calles 26 y Pulaski en Chicago.
Foto: Carolina Cruz

Chicago.-Decenas de residentes de Chicago y del suburbio de Elgin se reunieron en una vigilia en la intersección de las calles 26 y Pulaski para pedir justicia en el caso de Joaquín García y Fabián Torres, quienes murieron el fin de semana pasado en un accidente automovilístico.

El viernes 15 de marzo el auto en el que viajaban García y Torres se estrelló contra un automóvil que iba en dirección contraria en Lake Shore Drive. Ese auto era conducido por el agente Terrell Garrett, quien trabaja para el Departamento de Policía de North Chicago. En el momento, Garrett estaba fuera de servicio y se encontraba ebrio celebrando su cumpleaños, según ha reportado la agencia AP.

“Queremos que se haga justicia porque esto no ha sucedido una vez, no ha ocurrido dos veces, he oído estos casos tres y cuatro veces; es ridículo que un hombre de la ley se lleve dos almas que no merecían esto y que eran queridos por todos”, dijo a La Raza Julián García, hermano menor de Joaquín, durante la vigilia realizada el lunes por la noche.

“Yo lo conocía desde que [Joaquín] tenía 10 años, y él siempre era una persona muy cariñosa, el venía a darte un abrazo y nunca lo veías triste o enojado, siempre con una sonrisa en la cara, él no merecía esto”, comentó Cristina Johnson, tía política de Joaquín.

Familiares de Torres y García dicen estar indignados porque consideran que la fianza que se fijó para el agente es muy baja.

“El no debería de tener esa oportunidad de poder estar en su casa cómodo ahí cuando nosotros estamos aquí sufriendo”, recalcó Johnson a La Raza.

Un juez del condado de Cook fijó una fianza de $500,000 al oficial Garrett, quien enfrenta cargos de conducir bajo la influencia y homicidio imprudente, según el Chicago Sun Times.

El nivel de alcohol en la sangre del policía durante el choque era de más del doble del límite legal, según reportes de prensa.

Durante la audiencia donde se determinó la fianza, se informó que Garrett no estuvo presente, ya que aún está en el Advocate Illinois Masonic Medical Center con una fractura de cadera.

De acuerdo con AP, Garrett fue relevado de sus responsabilidades como policía y está en licencia administrativa de su trabajo en North Chicago.

Asimismo, Asunción Torres, la madre de Fabián, dijo estar sorprendida con toda la gente que se presentó en el lugar.

“No esperaba esto, pensé que solo iban a venir familiares”, mencionó y agradeció a todos, aún aquellos que no conocieron a los jóvenes, por su presencia y apoyo.

De igual manera, una prima de Fabián, Michelle Vera dijo que fue difícil estar en esta situación. “Nunca se sabe una angustia como la pérdida de un ser querido. [Fabián] era como mi hermano, no tengo ni hermanos ni hermanas, ‘so’ él era mi hermano”, afirmó Vera mientras sostenía un cartelón con fotos de Fabián.

“No creo que por el hecho de que Terrell Garrett sea un policía deba de tener un trato especial”, enfatizó Vera.

Alrededor de la web