Grupo busca “salvar al mundo” de gafas virtuales de Google

El movimiento 'Stop The Cyborgs' ha iniciado una campaña para que se prohíban los lentes interactivos de Google
Grupo busca “salvar al mundo” de gafas virtuales de Google
El co-fundador de Google, Sergey Brin, modela las gafas inteligentes de la empresa en un evento en California.
Foto: Archivo / AP

Piense en un mundo donde las personas sean mitad humanos y mitad “androides”. Un lugar donde estemos vigilados en todo momento y las fronteras entre la privado y lo público se desvanecen.

Pues no vaya lejos, porque para los componentes del movimiento ‘Stop The Cyborgs’ ya estamos viviendo en él. Lo único nuevo es que con las “gafas inteligentes” que desarrolla Google esa experiencia se ampliará y no en favor del ciudadano.

Con lo anterior en mente, el movimiento, que tiene su propia página en internet, ha iniciado una campaña para que se prohiban los lentes interactivos de Google en “hogares, oficinas, restaurantes, bares y otros espacios”.

De acuerdo con el grupo, el interés es evitar que, en un futuro “la privacidad sea imposible y el control corporativo sea total”.

Para los que favorecen la iniciativa, el nuevo producto de la empresa es una puerta abierta para que los ciudadanos estén expuestos a las cámaras y a la vigilancia en todo momento.

Los operadores del sitio exponen que con el equipo, que se encuentran en periodo de prueba, no habrá manera de determinar cuándo se está grabando a una persona.

“Esto en contraste con los teléfonos inteligentes que el usuario debe cargar si quiere tomar una foto o video. En lugar, debemos asumir que estamos siendo grabados todo el tiempo desde un ángulo donde los rostros son claramente visibles”, lee la publicación en la página del grupo.

Además, los administradores plantean que no habrá certeza de hacia dónde va la información recopilada.

“Aún cuando el usuario no está grabando video u audio para su propio uso, la información seguirá siendo recolectada y procesada en la nube en aras de mostrar información contextual utilizando imagen, objeto, cara, identificación de voz y reconocimiento de discurso”, se añade en la página.

Para impulsar la iniciativa en contra de Google Glass, que acoge ideas de la teoría del “Gran Hermano”, de George Orwell, los creadores han desarrollado pegatinas, afiches y camisetas. Según sus impulsores, se debe “salvar a la humanidad del colectivo cibernético”.

Hace un mes, Google inició un proyecto por redes sociales para buscar voluntarios que experimenten y perfeccionen sus gafas, las que se encuentran en “fase inicial” de desarrollo. Los interesados debían pagar $1,500 por el producto. Sin embargo, aún no se ha establecido una fecha específica para el lanzamiento del equipo.