Vicente Fernández no tiene quien lo siga (video)

Vicente Fernández, el cuarto gallo mexicano, se va de los escenarios sin dejar sucesor
Vicente Fernández no tiene quien lo siga (video)
Vicente Fernández ha regresado a cantar, para el jubilo de sus admiradores.
Foto: Archivo / AP

Vicente Fernández no tiene quién le siga los pasos. Su ausencia de los escenarios dejará un vacío sin que nadie sepa quién podrá igualar tremenda trayectoria musical.

Su solidez y la admiración del público mexicano y en gran cantidad de países, lo convirtió en el cuarto gallo mexicano, junto a Jorge Negrete, Pedro Infante y Javier Solís.

Pero hasta el momento, no hay nadie que se pudiera perfilar como esa gran estrella. Ese quinto gallo.

Pepe Garza, programador radial de Qué Buena, KBUE-FM, compositor, músico y fabricante de estrellas, dice que, para igualar la esencia del Chente, no sólo debe tener una buena voz, sino esa humildad y sencillez que éste adoptó, seguramente, por su origen.

Ni su hijo Alejandro Fernández, ni Pepe Aguilar, que están entre las grandes figuras de regional mexicano, podrían ubicarse en ese camino.

“Alejandro —porque creció en otras condiciones— lo hace tener otro trato con la gente. La energía que irradia su papá es diferente”, comentó. “Y Pepe tiene una extraordinaria voz, pero él ha decidido no ser el representante de la música folclórica mexicana porque ha tomado su camino como un artista ecléctico”.

Garza dijo que habrá un vacío, “pero no dudo que luego surja alguien con ese carisma. En la música nada está escrito”, añadió.

“Él se ha forjado en palenques, nada le vino fácil. No es de esta generación de prestigios inventados en el que si promueves a una persona en la televisión se hacen famosos”, aseguró Gregorio Luke, experto en cultura mexicana.

Las anécdotas con Don Vicente, como le llaman algunos, vienen y van con una gran cantidad de artistas y gente del medio del entretenimiento.

El gran intérprete español Raphael, en una entrevista reciente con este diario, lamentó el alejamiento de “un gran amigo” de los escenarios.

“Es una pena para el mundo del espectáculo”, dijo vía telefónica desde España. “Entiendo que quiera descansar y dedicarse más a su familia, lo respeto; pero para quienes lo admiramos será una lástima”.

Raphael contó que la última vez que compartió con Fernández fue precisamente en su rancho en Guadalajara, cuando estaba en los preparativos de su disco 50 años después.

“Tuve el placer de hacer un dueto, lo grabé en su rancho. Pasé un día bárbaro, porque es muy buen amigo de sus amigos, como dicen en México, un gran señorón”.

La sencillez, su estilo rancherón de hablar sin palabras adornadas, forman parte de esa magia que el público admira de Fernández.

Por eso el locutor radial Humberto Luna, que alcanzara gran fama en el país en la década de los 80 y parte de los 90, recordó con agrado la vez que nombraron a Fernández, secretario general del Club de Los Burros.

“Eso fue en el 71: vino a nuestro programa y aceptó. A la gente que quería ser miembro le dábamos una credencial con la firma de Vicente y el decálogo del club: son burros los que trabajan como burros, los que duermen…”, contó.

“Eso nunca se le olvidó porque cuando me ve me pregunta: ‘¿y que pasó con el club? ¿Sigue?’”.

Leila Cobo, directora ejecutiva de programación y contenido latino de Billboard, señaló que “me parece mentira que se retire”.

Cobos, quien publicó la primer biografía sobre Jenni Rivera, dice que “me sorprende, porque [Vicente Fernández] es un hombre que vive en el escenario, es como si recobrara vida en él. A mí no me cabe en la cabeza lo de su retiro porque sigue siendo la gran voz ranchera”.

Garza, también juez del programa Tengo Talento de Estrella TV, comentó que “… hago votos para que la nostalgia lo deje regresar y nos quedemos con ese Chente que todos hemos visto en el escenario”.