El futuro de Camacho en China pende de un hilo, según la prensa deportiva local

Pekín, 21 mar (EFE).- Una derrota de la selección de China ante la de Irak mañana, viernes, en partido de clasificación para la Copa de Asia 2015, podría suponer la destitución del español José Antonio Camacho al frente de los "dragones", advirtieron hoy los diarios deportivos del gigante asiático.

Pekín, 21 mar (EFE).- Una derrota de la selección de China ante la de Irak mañana, viernes, en partido de clasificación para la Copa de Asia 2015, podría suponer la destitución del español José Antonio Camacho al frente de los “dragones”, advirtieron hoy los diarios deportivos del gigante asiático.

Las críticas a Camacho, al frente del equipo nacional chino desde 2011, no han hecho sino arreciar desde la derrota el pasado mes de febrero por 2-1 ante Arabia Saudí (comandada por otro español, Juan Ramón López Caro), y muchos consideran que el partido de mañana es un ultimátum para el murciano.

“Podría ser el fin de la era Camacho en China, que ha estado muy lejos de impresionar desde que tomara las riendas del equipo”, señala hoy el diario “China Daily”, quien indica que un empate tampoco garantiza la continuidad del ex seleccionador de España.

El encuentro, segundo de la fase clasificatoria, se disputa en la ciudad de Changsha, en el centro del país, y en él China vuelve a verse las caras con Irak, conjunto dirigido por el serbio Vladimir Petrovic, que ya apeó a los chinos de la fase de clasificación para el Mundial 2014.

Con Camacho, la selección china ha caído a su peor puesto histórico en la clasificación FIFA (el 109), y ha perdido cuatro de los cinco últimos amistosos, incluyendo un muy doloroso 8-0 ante Brasil.

Ante las críticas, Camacho ha señalado que el equipo estará muy concentrado “desde el primer minuto” y pidió apoyo de los aficionados a la selección: “Venid al estadio a animar al equipo”, subrayó el español, citado también por “China Daily”.

China está incluida en un complicado grupo de clasificación para la Copa de Asia, junto a Irak (campeón en el torneo de 2007) y Arabia Saudí, una tradicional potencia en el continente que ha ganado en tres ocasiones el torneo asiático.

Camacho ya no pudo lograr clasificar a China para el Mundial de Brasil 2014, aunque la federación nacional había subrayado que el verdadero objetivo del español era conseguir llevar al país al campeonato continental de 2015.

Este se disputará en Australia, y para él ya están clasificados Japón y las dos Coreas, además del anfitrión.