Tribuna del público: La corrupción

La Opinión en su edición del domingo 14 de marzo publicó un artículo que dice “Políticos se dan la gran vida” y habla de los gastos estratosférico y la vida nada responsable del alcalde Antonio Villaraigosa que no nos deja gratos recuerdos a los angelinos.

Por eso, me parece injusto que castiguen a los concejales en la Ciudad de Bell. Ya sé que muchos van a decir “sí, que los castiguen por abusar de la confianza de los que los eligieron y ‘enriquecerse’ ilegalmente”.

Me pregunto: ¿ Y cuando investigan a Villaraigosa?

¿ Cuantas veces se fue a Europa gastando miles de dólares diarios del tesoro de la ciudad, en viajes de “luna de miel” junto a la damisela de turno?

Al mismo tiempo, hay muchos funcionarios en el Concejo Municipal están ganando el doble o hasta el triple .

La carrera política, como no exige ningún título ni diploma en Ciencias Políticas, es una de las más fáciles para hacerse millonario. Cualquier vivo que sepa prometer y convencer, la puede hacer.

Al final:¿ qué es lo que hacen estos funcionarios para ganar tales sueldazos?

Se va a castigar a los concejales de Bell pero todos los corruptos deben ser medidos con la misma vara y deben ser investigados.

Están en todas las ciudades y se debe empezar investigando lo que pasa en el Concejo Municipal ¿Quién se atreve a ponerle el cascabel al gato?

Lo que han hecho los de la Ciudad de Bell es solo seguir el ejemplo de lo que hacen los más experimentados.