México obligado a comportarse en el hexagonal de la Concacaf como ‘gigante’

México, 27 mar (EFE).- Aunque la selección mexicana ocupa el quinto lugar en la eliminatoria de la Concacaf rumbo al Mundial de Brasil 2014, para el equipo no están encendidas las luces de alarma porque, con siete fechas por jugar, está a dos puntos del líder.

Guía de Regalos

México obligado a comportarse en el hexagonal de la Concacaf como ‘gigante’
Los jugadores de México Carlos Salcido (i) y Giovani dos Santos (d) ante Clinton Demsey (c) de Estados Unidos ayer, martes 26 de marzo de 2013, durante un partido de las eliminatorias al Mundial Brasil 2014, en el Estadio Azteca de Ciudad de México. EFE/Archivo

México, 27 mar (EFE).- Aunque la selección mexicana ocupa el quinto lugar en la eliminatoria de la Concacaf rumbo al Mundial de Brasil 2014, para el equipo no están encendidas las luces de alarma porque, con siete fechas por jugar, está a dos puntos del líder.

Al terminar la tercera jornada del hexagonal final, México, con tres puntos y quinto en la clasificación, es la decepción del torneo que repartirá tres cupos directos a Brasil 2014 y el que ocupe el cuarto lugar jugará la repesca contra el campeón de Oceanía.

Una de las razones que preocupan a los mexicanos es que es uno de los dos equipos que no ha ganado después de tres apariciones, junto con Jamaica, tal vez por un comportamiento arrogante y ese, más que sus números, sí puede dejarlo fuera del Mundial.

Ante Jamaica la discusión en los medios locales era sobre por cuántos goles México iba a derrotarlos en el estadio Azteca y el equipo jugó sobrado, aún cuando a cada rato el entrenador José Manuel de la Torre ha repetido que las distancias se acortaron y respetan a todos los contrarios por igual.

El empate 0-0 con los jamaicanos hizo poner los pies en el piso, mas la lección se olvidó pronto cuando México tuvo ventaja de 0-2 sobre Honduras en San Pedro Sula y en el minuto 70 dio por segura la victoria y se relajó, tanto, que al final le igualaron a dos.

El 0-0 contra Estados Unidos dejó un sabor amargo. Sin embargo, a diferencia de los dos partidos anteriores, este México respetó al rival y, si no pudo evitar el empate, fue porque en su desespero, por la falta de goles, fue incapaz de ordenarse y erró varias oportunidades en un partido que dominó.

“Tenemos dos puntos de seis posibles en casa, no es lo presupuestado y eso lo tenemos claro. Nos quedan 21 puntos por disputar, el líder lleva cinco y nosotros tres, está muy apretado”, declaró De la Torre en la conferencia de prensa posterior al encuentro con los estadounidenses.

México es uno de los dos países de América, junto a Brasil, que ha accedido a los octavos de final de cada uno de los cinco últimos mundiales. Hoy estaría fuera del de 2014, pero aún quedan siete encuentros.

Lo que sí puede complicar la llegada de México al Mundial es suponer que el fútbol de casi todos los rivales del área es ingenuo y que él está a años luz por delante porque es el ‘gigante’ de la Concacaf.

Ahora deberá demostrar ese calificativo en sus dos próximas apariciones en las difíciles canchas de Jamaica y Panamá y ratificarlo cuando reciba en el Azteca a Costa Rica, Honduras y Panamá, a los que está obligado a vencer de local.