Vernon baja la presión contra los ‘sin licencia’

Ya no es necesario esperar un mes para recuperar los autos decomisados

Guía de Regalos

Vernon baja la presión contra los ‘sin licencia’

De un día para otro, Vernon dejó de ser una ciudad que decomisaba autos a los indocumentados en otra que permite recuperarlos unas horas después. Han pasado más de dos meses de ese cambio y los resultados son palpables en la comunidad migrante.

“Parece que se han tranquilizado las cosas aquí, especialmente en las comunidades aledañas. Parece que ha tenido progreso”, asegura el jefe de la Policía de Vernon, Daniel Calleras, sobre la política que modificó el 17 de enero, un día después de reunirse con activistas del sureste del condado.

Ahora en Vernon, cuya policía ha sido acusada de usar estereotipos raciales para detener a choferes sin licencia y confiscar sus coches, se han cancelado temporalmente las incautaciones por un mes (que generan un pago de 1,500 dólares), permitiendo que éstos se saquen del corralón al día siguiente.

Esa será la norma hasta que Calleras decida cuál es la ley (o fracciones de ésta) que conviene a la ciudad, si la de Los Ángeles, Santa Ana, Sacramento o de algún otro municipio de California que favorece a los migrantes que conducen.

“Queremos encontrar una política balanceada para nuestra comunidad, pero teniendo en mente que nuestra principal preocupación es la seguridad pública en Vernon”, dijo Calleras a La Opinión.

Vernon tiene una población de apenas 112 habitantes, pero ahí trabajan unas 46,000 personas, de los cuales una cantidad no identificada son indocumentados. Además, es un territorio por el cual cruzan miles de inmigrantes que viven en ciudades del sureste del condado de Los Ángeles.

Desde 2011, activistas se han quejado de múltiples operativos efectuados por motociclistas en las cinco millas cuadradas que conforman la ciudad. Eso parece haber quedado atrás.

“Ya no se ven retenes aquí y allá como antes”, asegura Leticia Ramírez, una residente de Cudahy que todos los días tiene que manejar por Vernon. “Antes se veían muchos”, agrega.

Francisco Gutiérrez, originario de Oaxaca, aplaude la decisión de la policía de Vernon. “Teníamos miedo de pasar por aquí, uno se intentaba confundir con otros carros. Las cosas han mejorado”, dijo.

Pero lo que en Vernon cambió en un instante sigue detenido desde hace años en Pomona. Poco se ha logrado desde hace la primavera de 2012, cuando fue derrotada una moción que pedía a la Policía dar un plazo de 45 minutos para que un chofer con licencia condujera un auto retenido y evitar el corralón.

“Lo que Vernon muestra es que una ciudad, cualquiera, tiene el poder de cambiar sus normas, pero en muchas no se quiere hacer por razones políticas”, indicó Marissa Nuncio, del NLG.

Aunque en Pomona se ha alcanzado reducir a diez la cantidad de operativos de la policía. “En el último retén que tuvieron solamente se llevaron 20 carros, en comparación con 160, 200 y hasta 400 (hace unos años), ya es mínimo el número de carros que se está llevando la polcía”, dijo la concejala Cristina Carrizosa.