Banderas arcoíris van arriba

Ciudades del Este de la Bahía de San Francisco izaron banderas representativas de la comunidad LGBT en respaldo al matrimonio entre parejas del mismo sexo
Banderas arcoíris van arriba
A la izquierda, la alcaldesa Jean Quan, entre activistas a favor del matrimonio gay en California. Foto Ricardo Ibarra/El Mensajero

OAKLAND— Son cinco ciudades en total del Este de la Bahía las que mostraron los colores de apoyo a la comunidad LGBT por el derecho al matrimonio entre parejas del mismo sexo, con el izamiento de la bandera arcoíris en las astas de los edificios de gobierno.

Oakland, El Cerrito, Emeryville, Berkeley y Hayward fueron las ciudades que el mediodía del 26 y 27 de marzo izaron la bandera arcoíris para respaldar la lucha del movimiento gay a favor del derecho al matrimonio, en una semana donde la Corte Suprema de los Estados Unidos vuelve a revisar la Proposición 8 de California —que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo— y la Ley de Defensa del Matrimonio.

La bandera estuvo izada los días 26 y 27 de marzo durante una semana decisiva, aunque la máxima corte formulará una sentencia hasta junio, y en caso de que declare inconstitucional la Proposición 8, el matrimonio gay volvería a ser legal en California.

Jean Quan, alcaldesa de Oakland, bromeó con la audiencia presente en la azotea del City Hall, antes de izar la bandera arcoíris, al recordarle una activista que ella ha asistido a cada desfile gay desde hace 30 años: “Lo que pasa es que mis hijos siempre pedían que los llevara a ‘ese desfile donde usan disfraces'”, ironizó Quan.

Con un gesto más serio en sus facciones asiáticas, la alcaldesa contó a El Mensajero el propósito real de apoyar a la comunidad lésbico-gay estos dos días: “En otro momento, durante la lucha por los derechos civiles, cambiamos las leyes pero no el corazón de las personas en términos de racismo y discriminación. Este es un movimiento al que le va ocurrir lo opuesto, porque va a cambiar el corazón de las personas y luego vamos a poder cambiar las leyes”.

Destacó que Oakland juega un rol importante en la aprobación del matrimonio entre parejas del mismo sexo, pues “estamos entre las 10 principales ciudades del país, en términos de cantidad de gays y lesbianas residentes. Somos líder nacional, con presencia de lesbianas al frente de hogares y familias”.

Calculó que la comunidad LGBT [lésbico, gay, bisexual, transgénero] en Oakland podría representar 20 por ciento de la población, “quizá más”, corrigió: “Todavía hay muchas personas que no son abiertas con su preferencia sexual”.

Con esta acción, la administración de Jean Quan adoptó “una posición simbólica en apoyo de la igualdad, la diversidad y el amor”.