Recuerdan a fallecido trabajador de Homeboy Diner

Tras el fallecimiento de Alejandro Rentería en un accidente, sus compañeros de 'Homeboy' recolectan dinero para su hija Celia
Recuerdan a fallecido trabajador de Homeboy Diner
Los empleados de Homeboy Diner, Pita Montellano (iz) y Gabriel Morales muestran un teléfono celular donde se encuentra la foto de Alejandro Rentería con su hija de 9 años, Celia.
Foto: La Opinión - / Aurelia Ventura

Las lágrimas de tristeza, el dolor y las condolencias aún están presentes entre los compañeros de trabajo y amigos de Alejandro Rentería. El hombre que había luchado por obtener la custodia de su hija, murió en la madrugada del domingo en un accidente automovilístico en Acton. Lo acompañaba la pequeña Celia, de 9 años, que sobrevivió e hizo todo lo posible por salvarle la vida, teniendo que caminar más de una milla, sola en la oscuridad, para obtener ayuda.

Rentería, de 35 años y residente de Sun Valley, era alguien muy querido en el ayuntamiento de Los Ángeles. Era empleado de la cafetería Homeboy Diner, en el segundo piso de la alcaldía, donde ayer todavía llegaban las condolencias para sus compañeros de trabajo de parte de empleados públicos.

“Esa misma noche del accidente habíamos quedado de ir a comer a Norm’s, luego de que regresara de la fiesta, pero eso ya nunca pasó”, contó Pita Montellano, su compañera de trabajo y amiga, quien dijo que ella y Rentería tenían mucho en común.

“Yo soy madre soltera y para él su única familia era Celia; siempre estaban ellos dos juntos. Yo le cuidaba la niña a veces, o a veces se la traía al trabajo. Celia es igual a su papá, alegre y con ganas de aprender”, dijo Montellano, a quien se le salían las lágrimas cada vez que alguien preguntaba por “Alex”, como lo conocían en el City Hall.

Al lado de la caja registradora de la cafetería, hay una foto del desaparecido con el lema “Alex se ha ido pero nunca será olvidado”, y un sobre amarillo en el que Montellano y sus compañeros de Homeboy Industries recolectan dinero para la pequeña Celia.

“Todos lo conocían y lo apreciaban. Los concejales Tom Labonge, Ed Reyes, y el alcalde Villaraigosa han venido personalmente a dar sus condolencias y donaciones. Villaraigosa trajo un arreglo de flores”, señaló la mujer.

“El era una persona feliz, con un gran corazón, solo quería lo mejor para su hija”, recordó su compañero Gabriel Morales, quien destacó de Renteria su interés por dejar atrás su pasado en prisión y buscar un buen futuro para Celia. “Estaba tomando clases para obtener su GED, terapia y consejería legal para ayudar a su hija”, añadió.

De acuerdo con Montellano, la madre de la niña — de quien se desconoce su paradero— no era buena compañía para la menor. “Alex estaba peleando la custodia completa de la niña porque no quería que estuviera con su madre”, compartió la amiga de Renteria. “Tampoco hubiera querido que se quedara con su familia”.

Por ahora la niña se encuentra bajo cuidado del Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado de Los Ángeles (DCFS).

Durante la reunión del Concejo, el concejal Richard Alarcón pidió apoyo de los miembros para ayudar a la hija de Rentería, a quien el concejal señaló como “un buen amigo” de muchos empleados del ayuntamiento municipal.

Rentería comenzó a trabajar en 2011 con Homeboy Industries , un reconocido programa que ayuda a expandilleros a encontrar trabajos, poco después de salir de la cárcel. Según su compañero, Morales, este pudo haber sido encarcelado por cargos de posesión de drogas, pero nunca por un crimen violento, pues aseguró “Alex” era “un buen hombre, responsable y un buen padre”.