Salva “milagro” al Carnaval

Tras la quiebra de su anterior organizador —SFCAT—, el Consorcio de la Calle 24 asume el control completo de la fiesta
Salva “milagro” al Carnaval
El colorido Carnaval de San Francisco y sus lindas bailarinas estarán presentes este año. Foto Francisco Barradas/El Mensajero

SAN FRANCISCO.— Fue Roberto Hernández, el sombrero panameño, el logo de los Gigantes de San Francisco estampado en la camisa, cerca del corazón, la sonrisa permanente, quien proclamó que un “milagro” salvó el Carnaval este año, ante un teatro en que 200 personas recibieron aliviadas la noticia y la celebraron con aplausos y gritos.

A 72 días de la más imponente fiesta latina de la costa Oeste norteamericana, uno de los diez carnavales más grandes del mundo, en el barrio de la Misión no había certeza de que la celebración ocurriera este año, pues los anteriores administradores, una organización llamada San Francisco Cultural Arts Traditions (SFCAT), se declaró repentinamente en bancarrota.

De repente fue que se convocó a una reunión comunitaria de urgencia. Y de repente, ya en la reunión, el martes 19 de marzo, se supo que el nuevo administrador del Carnaval será una organización naciente, conformada por viejas agrupaciones del barrio, que se hace llamar Consorcio de la Calle 24.

Carnaval se celebrará, confirmó Joaquín Torres, subdirector de la flamante oficina de Promoción de Barrios (Invest in Neighborhoods), dependiente de la oficina de Desarrollo Económico y Laboral de la alcaldía. De las arcas públicas habrá un aporte de 70,000 dólares, anunció a los reunidos.

Habrá Carnaval en la Misión, como de costumbre, el último fin de semana de mayo. Sábado 25 y domingo 26. Los dos días, el festival de la calle Harrison, donde se instalan, entre las calles 23 y 17, escenarios artísticos y cientos de vendedores; y el domingo, el gran desfile, unos 3,000 participantes, que recorre tramos de la calle 24 y la Mission.

Acción Latina, que produce el periódico El Tecolote y organiza el Encuentro del Canto Popular; el teatro Brava; la Galería de la Raza; Lower 24th, una asociación de comerciantes de la Calle 24; Precita Eyes Muralist, que conjunta artistas dedicados a pintar y preservar murales; y el Centro Cultural de la Misión son algunos de los miembros del Consorcio de la Calle 24.

También fueron enlistados como miembros: Loco Bloco, que ofrece programas en artes a jóvenes y niños y que es bien conocido por su potente batucada; Bernie González, un dentista propietario de una promotora de conciertos, Latin Rock Inc.; Sam Ruiz, director ejecutivo de Mission Neighborhood Centers; José Carrasco, del Centro de Recursos para la Familia el Buen Samaritano; los artistas Arturo Carrillo y Víctor Castro; y, claro, Roberto Hernández, propietario de Latin Zone Productions, quien además lidera por estos días los esfuerzos para erigir de una vez por todas el Museo Mexicano en San Francisco y es también pistón del Mission Peace Collaborative, el grupo multidisciplinario que prentende sanar de la violencia a la Misión.

En entrevista, Jim Sowers, presidente de SFCAT, comentó que la organización enfrentó “patrocinios decrecientes y aumento de costos” que complicaron su operación. Mencionó que renuncias a la junta directiva enturbiaron aún más el panorama. Pero negó conductas impropias.

Hoy SFCAT, refirió el supervisor David Campos, está siendo investigada por el contralor citadino. “Dinero de la ciudad se invirtió en esto. Lo que estamos haciendo es ir al fondo del asunto. Estamos hablando de dinero del pueblo, y queremos saber exactamente cómo se gastó”.

Las declaraciones de impuestos de SFCAT de 2010 y 2011 muestran el monto total de dinero público que recibió esos años: 173,316 dólares.

*Francisco Barradas es empleado de medio tiempo con Acción Latina y colabora con artículos y fotos para El Tecolote.