Pascua para miles en Skid Row

Midnight Mission sirvió almuerzos para personas sin empleo u hogar
Pascua para miles en Skid Row
Kathy Martinez, 3, takes a bite of a chocolate that was given to her at a Easter/Passover celebration at Midnight Mission. Thousands of meals were given to homeless and near homeless people in Los Angeles.
Foto: authors

Skid Row celebró ayer el domingo de Pascua con música, comida y regalos para niños.

La organización Midnight Mission dispuso decenas de mesas en la calle Sexta del centro de Los Ángeles, para los 2,500 comensales de bajos recursos o sin hogar, de todas las razas y edades, que llegaron a compartir el almuerzo.

En un extremo de la calle había un escenario con músicos que amenizaron el almuerzo. La Midnight Mission, un centro de ayuda a personas sin hogar, repartió comida y ropa, y canastas con juguetes para los más pequeños. Mai Lee, vocera de la organización, dijo que para el evento se habían preparado 4,000 almuerzos.

La vocera dijo que en los últimos años había notado un aumento de familias hispanas con hijos pequeños en las filas de personas que se acercaban a la organización a pedir ayuda.

“Muchas de las personas que vienen tienen trabajo, pero el sueldo no les alcanza. Muchos de ellos tienen que elegir entre pagar la renta o comprar comida para sus hijos”, explicó Ana Salazar, empleada de Midnight Mission.

María Martínez llegó a almorzar con sus hijos de 1 y 3 años. Oriunda de Huehuetenango, Guatemala, dijo que la vida en este país había resultado mucho más difícil de lo que se imaginaron al llegar.

“Mi esposo está siempre trabajando, nunca descansa. Aquí siempre hay mucha preocupación, nunca sabemos si podremos pagar la renta, o si terminaremos en la calle”, dijo.

En mi pueblo, al menos teníamos una casita que aunque fuese pequeña, era nuestra”, reflexionó.

Midnight Mission, que el año próximo cumplirá cien años de servicio a la comunidad, sirve tres comidas diarias a las personas necesitadas y ofrece servicios de rehabilitación, entrenamiento laboral y refugio para quienes no tienen hogar, entre otros. La organización se sostiene gracias a donaciones privadas y el apoyo de voluntarios.