Proponen terapia biológica contra asma

Un nuevo fármaco ha dado buenos resultados en adultos que padecen esta enfermedad.
Proponen terapia biológica contra asma
El nuevo tratamiento ha reducido el uso de los acostumbrados esteroides orales o inhalados.
Foto: Archivo

Un fármaco que bloquea el efecto inflamatorio que generan en los bronquios los agentes alergénicos como el polvo, los ácaros y los árboles, es propuesto para tratar a niños que padecen asma de difícil control y alergias.

De acuerdo con María de Jesús Vázquez, gerente médico de Respiratorio y Cuidado Crítico de Novartis en México, entre ocho y nueve niños y niñas con asma también padecen alergias y suelen estar mal controlados, por lo que sus crisis asmáticas son frecuentes.

El nuevo medicamento, que actualmente es usado en adultos con asma de difícil control, ha logrado reducir el uso de esteroides orales o inhalados. Los esteroides son un tratamiento común tanto en niños como en adultos, pero en los pequeños puede tener efectos adversos al incidir en su desarrollo óseo.

“Los esteroides son antiinflamatorios potentes, desinflaman de una forma enérgica, por eso se requieren en el control del asma, no son malos, pero se tienen que saber usar de forma adecuada de acuerdo al peso del niño, sin embargo, cuando las dosis son muy altas, deberíamos de buscar otras alternativas.

“La terapia biológica sirve para evitar uso de esteroides, disminuir su dosis y luego quitarlos”, explicó la alergo inmunóloga pediatra.

Si bien este medicamento cuenta con el aval de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofrepis) para usarlo en niños de más de 12 años, el laboratorio pretende se apruebe para menores a partir de los 6 años de edad.

“Con el Instituto Nacional de Pediatría empezamos un protocolo de investigación, se tienen 128 niños en reclutamiento”, aseguró Vázquez.

El costo de este medicamento es de unos $3,000 por dosis.

“Por ser un producto biológico, efectivamente el medicamento cuesta más que los medicamentos habituales, pero al final del tratamiento es de costo efectivo, si lo ves día con día, quedamos en desventaja, pero al final de tratamiento, el ahorro que te da en las hospitalizaciones, en la compra de tantos medicamentos, de tantas consultas a los médicos, es un medicamento costo-efectivo”, indicó Vázquez.

“Es un excelente medicamento pero realmente es sumamente caro, claro que si hace cuentas de lo que gasta un paciente hospitalizado todo el tiempo, se puede valorar su uso”, coincidió Nelly Ramírez, presidenta de la Asociación Mexicana de Asmáticos.

El medicamento debe emplearse por un año para lograr la mejoría significativa, aunque la indicación es que si en los primero cuatro meses de tratamiento los niños no mejoran, habrá que reconsiderar su uso, advirtió Vázquez.