Breves

Breves
El juez Bruce Wood, del condado de Kaufman, cuando respondia preguntas en una conferencia de prensa, ayer.
Foto: AP

Agentes policiales escoltaron el lunes a algunos empleados del condado de Kaufman hacia el tribunal, dos días después de que el fiscal de distrito y su esposa fueron hallados muertos a balazos en su casa en un ataque que desató temores de que otros servidores públicos puedan ser blanco de asesinos.

Varios policías patrullaban un costado de la corte mientras otros vigilaban el interior.

Las autoridades han dicho poco sobre la investigación de la muerte de Mike McLelland, de 63 años, fiscal de distrito del condado de Kaufman, y de su esposa, cuyos cadáveres fueron encontrados el sábado.

Llegaron de todas partes para escucharla. Abuelas cubanas con el rostro arrugado y un maquillaje prístino. Jóvenes estudiantes con iPhones y cámaras digitales. Mujeres y hombres que huyeron de Cuba hace décadas o apenas el año pasado, en avión o balsas improvisadas.

Cuando la bloguera Yoani Sánchez, una de las disidentes cubanas más afamadas, llegó el lunes a un salón de la Freedom Tower de Miami vestida sencillamente de blanco, todos se pusieron de pie y la ovacionaron, y la política que divide a los cubanos, incluso aquí en Miami, se evaporó por un momento.

El jefe de la Policía de la ciudad de Nueva York condona las detenciones callejeras momentáneas aun cuando son arbitrarias, testificó ayer lunes el senador estatal Eric Adams durante un juicio federal, aunque el aludido rechazó tajantemente la aseveración.

Testificando en un juicio sobre la manera en que la Policía realiza detenciones, interrogatorios y cacheos en vía pública, Adams detalló su interpretación de las declaraciones hechas por el jefe policial Raymond Kelly durante una reunión en 2010 con el entonces gobernador David Paterson y otros legisladores.

La aerolínea estadounidense American Airlines canceló ayeer sus vuelos directos desde Nueva York a la capital dominicana, Santo Domingo, y a Santiago (norte, segunda ciudad del país), tal y como lo informó en enero pasado.

La mujer que hasta ahora era la más anciana de Estados Unidos, Elsie Thompson, murió en Florida a los 113 años de edad, según publican hoy medios locales.

La mujer falleció el pasado 21 de marzo tan sólo dos semanas antes de que el próximo 5 de abril fuera a cumplir 114 años. La semana pasada se ofició un funeral en su memoria en una iglesia metodista de Clearwater (Florida).