Michoacanos en LA

Los alcaldes michoacanos buscan organizar a sus paisanos en el exterior
Michoacanos en LA
Una delegación de Alcaldes, representantes Michoacanos, y el titular de la Secretaría del Migrante están en Los Ángeles.
Foto: La Opinion Ciro Cesar

Tangamandapio es un hermoso pueblecito con crepúsculos arrebolados, solía decir “Jaimito el cartero”, el personaje que aparecía en el programa de televisión El Chavo del 8.

Pero es también uno de los 113 municipios michoacanos expulsores de migrantes, quienes al no organizarse en Estados Unidos han dejado a sus comunidades en el olvido y sin progreso.

Por eso el alcalde de Tangamandapio, Juan Campos González, junto con representantes de otros seis municipios michoacanos, está de visita en Los Ángeles para promover la creación de clubes y que a través del Programa 3 x 1 se puedan llevar a cabo proyectos productivos y de infraestructura en sus pueblos de origen.

Tangamandapio es un pueblo de aproximadamente 28 mil habitantes ubicado a unos 165 kilómetros de la capital Morelia, en el noroeste del estado.

“Pero acá tenemos otro Tangamandapio”, dijo el alcalde en referencia a los más de 20 mil habitantes de ese pueblo que radican en Estados Unidos, principalmente en Los Ángeles.

En Zináparo, otro de los municipios michoacanos que se han quedado sin la mitad de su población, no hay esperanza para los jóvenes y su única meta en la vida es emigrar a Estados Unidos, dijo su presidente municipal, Carlos López Aranda.

Ese municipio tiene una población de 4 mil personas, mientras que en Estados Unidos se cree que hay alrededor de 5 mil zinaparenses.

“Zináparo es un pueblo fantasma, es dicícil poder implementar empleos para la gente que está ahí, y culturalmente hacerles pensar en un futuro ahí mismo, porque todos tienen el pensamiento de venir a Estados Unidos, a pesar de que saben que la situación aquí está difícil y hay problemas”, comentó López Aranda.

Dijo que las familias allá viven de las remesas, pero cuando la economía se complica en Estados Unidos, la pobreza se acentúa en Zináparo.

Gaudencia Romero Alonso, presidenta municipal de Ixtlán de los Hervores, coincidió que cuando no llega dinero de los migrantes, el comercio se viene abajo.

“Aquí hay otro Ixtlán, estamos hablando de 10 mil a 12 mil que viven acá, es un pueblo que depende en 90% de los migrantes”, mencionó.

Al igual que la mayoría de los pueblos expulsores de migrantes, en Ixtlán de los Hervores no hay oportunidades de empleo ni empresas que quieran invertir, indicó.

“Yo vengo de una comunidad llamada Ecuandureo, es una población 100% de migrantes, y te puedo decir que la mitad de nuestra población está en Estados Unidos, principalmente en Los Ángeles, Illinois y Texas”, dijo Jesús Infante, alcalde de ese pueblo.

La migración de esos pueblos, explicó el alcalde de Ecuandureo, está generando la desintegración familiar.

La visita de los alcaldes también obedece a la gestión que hace el gobierno de ese estado para abrir una oficina de atención al michoacano.

“Por eso mucha gente está esperanzada en la reforma migratoria, porque tienen en mente es la posibilidad de volver a ver a su gente”, comentó Infante.

Luis Carlos Chávez, titular de la Secretaría del Migrante, dijo que sería la Casa de Michoacán en Los Ángeles, que brindaría servicios para quienes requieran tramitar documentos de registro civil o de escuelas.

“California es el principal receptor de michoacanos en Estados Unidos y es una comunidad que llega con toda la vulnerabilidad y lo que necesitamos es darles esa seguridad que les permita incorporarse a la sociedad norteamericana de la mejor manera”, expuso Chávez.

Población de michoacanos

En su estado: 4.5 millones

En todo Estados Unidos: 3 millones

Sólo en California: 2 millones