Surge demanda por abuso

Querellantes dicen que son víctimas de maestro en George de la Torre
Surge demanda por abuso
Robert Pimentel se encuentra en prisión y enfrenta 15 cargos criminales por abuso sexual de alrededor de 20 víctimas menores de edad.

El distrito escolar de Los Ángeles (LAUSD) tiene ya otra demanda más en su contra por casos de supuesto abuso sexual de estudiantes. Pero la demanda que se entabló el viernes en la Corte Superior de Los Ángeles no se suma a las 29 que el distrito enfrenta por el caso Miramonte, sino que se trata de la primera demanda civil contra el distrito en el caso de la primaria George de la Torre.

La querella, sometida por el abogado Luis Carrillo en representación de tres menores del sexo femenino, alega que hubo negligencia y encubrimiento por parte del distrito en el presunto abuso sexual cometido en contra de estas y otra decena de menores por Robert Pimentel, quien era su maestro de cuarto grado en la escuela George de la Torre.

“Los acusados debían haber sabido que Pimentel tenía acusaciones de conducta inapropiada entre el 2002-2004 en la primaria Dominguez, en la que la acusada Irene Hinojosa también era la directora”, dice la demanda, que especifica que este tenía varios reportes de conducta inapropiada en el año 2002, luego en el 2004 y así consecutivamente hasta el 2011.

Pimentel se encuentra en prisión y enfrenta 15 cargos criminales por abuso sexual de alrededor de 20 víctimas menores. El maestro fue acusado de dichos cargos en enero, tras una investigación que el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) condujo desde el 2011. El maestro de 57 años, nunca fue despedido por el LAUSD y antes de ser arrestado, logró retirarse con derecho a beneficios.

“El caso es muy parecido al de Miramonte, pero con este podemos comprobar que los reportes de Pimentel habían llegado a los más altos puestos del distrito. Estos lo sabian, incluyendo [el exuperintentente Ramón] Cortines, y lo encubrieron”, expresó el abogado Carrillo.

La demanda nombra como acusados de negligencia por “ignorar” los reportes contra Pimentel, al actual superintendente del LAUSD John Deasy, así como a Cortines, Hinojosa y a los miembros actuales y algunos pasados de la junta directiva del distrito.

“Estamos enterados de la demanda pero no conocemos formalmente los detalles de esta”, indicó Sean Rossall, portavoz legal del LAUSD. “Tomamos muy en serio estas acusaciones y le daremos la importancia que se merece “.

La abogada Martha Escutia, dijo a La Opinión, que ella también se encuentra en proceso de someter en los próximos días una demanda civil contra el LAUSD en representación de por lo menos otras tres presuntas víctimas de Pimentel.